Un avión de la aerolínea Ryanair que volaba de Atenas a Vilna (Lituania), con alrededor de 120 pasajeros a bordo, fue desviado el domingo a la capital de Bielorrusia, Minsk, donde, según informes, Román Protasevich, un periodista bielorruso disidente, fue arrestado.

Protasevich es un estrecho colaborador de la líder de la oposición bielorrusa Svetlana Tikhanóvskaya y como ella, huyó de Bielorrusia y vive en Lituania.

Es cofundador del canal de la plataforma de Internet Telegram NEXTA, que cubría la represión de las protestas masivas en Bielorrusia tras la controvertida reelección del presidente Alexander Lukashenko en agosto de 2020.

Algunas publicaciones en las redes sociales aseguran que Protasevich había sido declarado terrorista por las autoridades de Bielorrusia y podría enfrentar la pena de muerte.

El ministro de Relaciones Exteriores de Lituania, Gabrielius Landsbergis, escribió en Twitter que el desvío del avión era una "noticia inquietante", mientras que el ex primer ministro sueco Carl Bildt calificó el acto de "piratería".

"El vuelo de Ryanair estaba a punto de entrar en el espacio aéreo lituano. Si hubiera habido una emergencia real, Vilna era claramente el aeropuerto más cercano ", afirmó Bildt en Twitter.

El presidente de Lituania, Gitanas Nauseda, exigió, por su parte, la liberación inmediata de Román Protasevich.

Ha habido informes contradictorios sobre por qué el avión, que volaba en el espacio aéreo de Bielorrusia y a minutos de la frontera con Lituania, se desvió a Minsk en lugar de proseguir hacia la capital lituana, que estaba casi a la misma distancia.

Una fuente de la oposición de Bielorrusia escribió en las redes sociales que el avión de pasajeros había sido abordado por un caza Mig-29 de Bielorrusia y esencialmente había sido forzado a descender.

Los sitios web de seguimiento de vuelos que registraban el progreso del avión de Ryanair mostraban que giraba bruscamente justo antes del espacio aéreo y el aterrizaje de Lituania, hacia Minsk.

Otros informes dijeron que la tripulación del vuelo de Ryanair había sido informada de una amenaza de bomba en el avión.

El sitio web de la industria de viajes aéreos onemileatatime.com dijo que, aunque la tripulación de Ryanair había desestimado el informe de amenaza de bomba, había sido obligada a aterrizar en Minsk.

Un portavoz del aeropuerto de Vilna dijo a Efe que el aeropuerto de Minsk les había informado de que el vuelo se había desviado a Bielorrusia debido a un conflicto no especificado entre la tripulación del avión y los pasajeros.

El vuelo de Ryanair, según la misma fuente, que estaba programado para aterrizar en Vilna a las 13.00 hora local, habría sido autorizado para salir de Minsk y llegaría a la capital lituana alrededor de las 17:30 hora local.