15 de junio de 2007
15.06.2007
JESÚS NÚÑEZ, FERROLANO RESPONSABLE DE LA ONU PARA LOS REFUGIADOS PALESTINOS

"Esto es sólo el principio"

15.06.2007 | 02:00

"Aunque Cisjordania no es como en Gaza, de noche se oyen disparos y han secuestrado a alguna persona".

Pilar Mera.A Coruña

Al otro lado del teléfono, desde Ramala (Cisjordania), se escuchan las sirenas de un coche de policía. Sin embargo, Jesús Núñez, un ferrolano que lleva años trabajando con la ONU y con los palestinos, no le da mucha importancia. "A estas horas son habituales las patrullas", dice. En Cisjordania (a donde Jesús llegó el pasado viernes para un viaje de diez días) los combates entre Hamás y Al Fatá no son tan duros como en Gaza, al menos de momento, pero también allí se palpa la tensión.

-¿Cómo está la situación en Cisjordania?

-Ramala no es el sitio más caliente ahora mismo, aunque de vez en cuando hay disparos, pequeñas manifestaciones e incluso en las noches pasadas una persona fue secuestrada. Al caer la noche es cuando hay más movimiento de fuerzas. En Cisjordania la violencia de momento es puntual, y no sistemática como en Gaza.

-¿Está tomando alguna medida de seguridad?

-Al margen de que se han cancelado varias reuniones, he podido viajar por Cisjordania, a Belén, Nablús y Jerusalén. Sin embargo, sí evitamos algunas carreteras y puestos de control, o lugares como la ciudad vieja de Nablús, donde ya está habiendo más problemas. Lo que es imposible es ir a Gaza, hoy mismo Israel ha cerrado el paso de Eretz, y el consulado español nos ha llamado para decirnos que todo el personal salga de la franja.

-¿Cómo ve el futuro?

-Este sólo es el inicio de una escalada de violencia aún mayor que no se va a detener de forma inmediata. Hamás está intentado consolidar su posición en Gaza, no está dispuesto a retirarse, y la Autoridad Palestina quiere impedirlo movilizando a sus fuerzas. Se trata de ver quién es más fuerte y quién se impone, ya se ha terminado el juego, todos han descubierto sus cartas. Este es el asalto final.

-¿Cuál está siendo la reacción de la población civil?

-Eso es lo que más sorprende de todo, que están acostumbrados. Como llevan 40 años sufriendo la ocupación israelí, y para ellos la violencia siempre ha estado presente, su vida sigue. Por ejemplo, además de las sirenas de las fuerzas de seguridad ahora estoy escuchando la música de la terraza de un hotel.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook