Abril descube el mar y los helados de fresa de Diana Pardo.

Abril vive una vida de ensueño, o eso piensa ella. Ha adquirido el pack completo: marido, hijo y deudas en el banco. Cuenta con veinte años de feliz matrimonio junto a su media naranja, Pedro, y con las dos mejores y

alocadas amigas que se podría desear: Maura, azafata de vuelos transoceánicos y experta en cruzar meridi anos y Susana, abogada de familia con muchas dudas existenciales. De repente, su vida da un vuelco cuando

Pedro le anuncia que ha aceptado un puesto de trabajo en Miami… donde ha conocido una nueva ilusión con nombre de mujer.