La luna en un cazo es un tránsito por los rincones emocionales más profundos de una luna en constante búsqueda de su esencia. La felicidad como herramienta de reencuentro no negociable.

Un canto de optimismo dirigido a todos los públicos, incluidos los bebés y la primera infancia, y con la apuesta por la búsqueda de nuevas formas de interacción con el público que así define el lenguaje de La Petita Malumaluga.

Partiendo de la deliciosa excusa de un espectáculo que hace años algunos profesionales declararon inadecuado para los niños, esta producción pretende, al mismo tiempo, invitar al público a una reflexión crítica de la programación teatral también dirigida a los niños.

Intérpretes: Ariadna Saltó (danza), Marc Trias (percusión) y Berta Puigdemassa (arpa)

Idea original: Albert Vilà y Eva Vilamitjana

Guión: Albert Vilà, con la colaboración de Jordi Falguera

Dirección artística: Albert Vilà y Eva Vilamitjana

Coreografía: Eva Vilamitjana; con la colaboración de los intérpretes

Composición musical: Jordi Bello.