Proyección de la película de Paolo Sorrentino.

El guionista y director ganador del Oscar Paolo Sorrentino cuenta la historia de un joven, Fabietto Schisa (Filippo Scotti), en la turbulenta Nápoles de los años ochenta. En Fue la mano de Dios, hay lugar para sorpresas felices, como la llegada del mítico futbolista Diego Maradona, y para una tragedia igualmente inesperada. El destino juega su papel, la alegría y la desgracia se entrelazan y el futuro de Fabietto comienza a rodar. Sorrentino regresa a la ciudad donde nació para contar su historia más personal: una historia sobre el destino y la familia, el deporte y el cine, el amor y la pérdida.