Diario de una mujer de clase acomodada ilustrada por las imágenes de la casa de su marido, un industrial adinerado, entre las décadas de 1940 y 1960. La película también es un melodrama clásico para Douglas Sirk o Todd Haynes, con sentimientos que le llegan hasta la piel. Un viaje por la vieja Europa. Un sueño romántico.