El Paporrubio nació en Lalín en 2013 de la mano de Luchi Iglesias. Su personalidad enredada y arrogante le hizo interesarse por las formas de entretenimiento de las personas desde muy joven, lo que unido a su trabajo como actor, titiritero y escenógrafo dio como resultado O Paporrubio. Se trata de un proyecto que gira en torno a los juegos populares, buscando siempre su dinamización mediante la inclusión de elementos teatrales, musicales y plásticos, pero que no olvida lo lúdico y comunitario que tienen los juegos tradicionales en sí mismos. Paporrubio nace sobre la base de dos líneas de trabajo muy definidas y dependientes entre sí:

- El artesanal, dedicado a la construcción y recuperación de juguetes de nuestra tradición, pero también, y sobre todo, a la búsqueda y producción de juegos originales que actualizan y mantienen el imaginario de nuestra cultura popular.

- El escenario, en el que a través de la puesta en escena con nuestros espectáculos en fiestas, ferias y actividades escolares intentaremos visualizar y dinamizar nuestros juegos para que se descubra todo su potencial.