Espectáculo de magia a cargo de Fran Rei.

En ausencia, por motivos laborales, de Supernai, nuestro Superhéroe deberá salvar la humanidad de terribles amenazas, sin olvidar la conciliación. Así, deberá luchar contra peligrosos agentes malignos mientras prepara las meriendas, ponen una lavadora o cambia un pañal. Y todo, en el ajustado tiempo que le deja la apretada agenda de actividades extraescolares de sus hijos.

Una desventura cómica que bebe tanto de las grandes y populares producciones cinematográficas de superhéroes, tan de moda en los últimos años, como de la apasionante experiencia personal de la paternidad, que pretende ser una sentida y sincero homenaje a todos y todas @s superhéroes y superheroinas que, día a día, nos hacen la vida más fácil, más hermosa y más feliz.