El bizcocho de yogur es uno de los postres más consumidos. Su elaboración es muy sencilla y no necesitamos demasiado tiempo para elaborarlo aunque tiene un pequeño problema. Es un dulce bastante calórico pero, que no cunda el pánico. Tenemos la receta que te permitirá disfrutar de este delicioso postre de una forma más saludable. La clave está en cambiar algunos ingredientes. La receta del bizcocho de yogur light no lleva azúcar procesado, mantequilla, aceite o nata y aún así se consigue un postre esponjoso, tierno, jugoso y encima sabroso, dándole un toque dulce con el azúcar natural que contiene la fruta, utilizado un puré de manzana cocida, dátiles u orejones.

Ingredientes

  •  2 huevos
  • 260 g de yogur natural sin azúcar
  • Entre 100 y 125 g de pasta de orejones o de pasta de dátiles o de miel
  • 225 g de harina
  • 10 g de levadura en polvo
  • Para aromatizar el bizcocho podemos utilizar aroma de vainilla líquido o ralladura de limón o naranja.

Elaboración:

Te puede interesar:

  1. Mezclamos los huevos con el yogur natural y el puré de fruta que hayamos escogido. Si queremos aromatizar el bizcocho añadimos además la vainilla líquida o la ralladura. Batimos con la varilla hasta que quede todo mezclado y monte un poco.
  2.  Depositamos la levadura en la harina y lo echamos poco a poco sobre la mezcla anterior.
  3.  Removemos todo bien hasta que quede homogéneo y sin grumos.
  4.  Ponemos la mezcla en un molde engrasado o si lo preferimos, sobre papel de horno.
  5.  Horneamos a 180º durante unos 40 minutos aproximadamente. Cuando el bizcocho suba y esté dorado y comprobemos con un palillo que su interior está seco, lo retiramos del horno.
  6.  Dejamos reposar un mínimo de 15 minutos y listo para disfrutar.

Si quieres innovar un poco más con una receta light aquí te dejamos una alternativa para los más golosos.