José Velasco, fundador y presidente de Zebra Producciones, vuelve a ocuparse este año de la gala solidaria más longeva de la televisión nacional, la de Inocente, inocente, que cumple veinticinco años gastando bromas a famosos con cámara oculta y que podrá seguirse hoy en directo, a partir de las 22.00 horas, en La 1 de Televisión Española (TVE).

Se trata de un formato, señala Velasco, que “sigue igual de vigente después de veinticinco años, como lo demuestra que los últimos cinco hayamos sido líderes de audiencia”. En una conversación telefónica, el ejecutivo reconoce que este año ha sido “complicadísimo” organizar la gala, “pero hemos dado un triple salto mortal y hemos conseguido hacer bromas muy divertidas”.

David de María, Joao Félix o Camela son algunos de los inocentes que caerán esta noche en la parafernalia que monta el equipo del programa, sin sospechar, por increíble que le parezca a la audiencia, ahí está la gracia, que son víctimas de una inocentada. “Es gracioso, porque se lo siguen creyendo”, se ríe Velasco, quien explica que cada broma “tiene su variante de protocolo COVID: alguna la hemos hecho con sistemas especiales inventados por nosotros y otras con toda la gente testada”.

Este cumpleaños, Inocente, inocente, un maratón benéfico que dura cuatro horas y media y se emite en directo en TVE, revisitará además algunas de las bromas históricas más sonadas, entre ellas, una “muy de actualidad, por el brexit y la familia real británica”, con Maribel Verdú como víctima.

“En 25 años sólo nos han denegado el permiso para emitir la broma dos o tres personas —alguna, muy recientemente— Allá ellos con su conciencia por no haber compartido ese momento de ingenuidad que hubiera ayudado a mucha gente”, indica. Y recuerda un caso de arrepentimiento que, después de ver la broma, aceptó salir: “Fue José Sazatornil, que nos llamó para decirnos que apoyaba una buena causa, aunque le llamasen gilipollas”.

Juanma Iturriaga, Anne Igartiburu, Jacob Petrus y Carolina Casado serán un año más los encargados de presentar esta gala que como siempre combinará la emisión de las bromas gastadas con cámara oculta a los famosos con conexiones a la central de teleoperadores para ver cómo van la donaciones que esta ocasión irán a ayudar a niños que viven en familias en riesgo de pobreza o exclusión social.