Movistar+ ha elegido a Enrique Urbizu para encabezar su primera producción que será serie de televisión y película a la vez. Libertad se estrenará el 26 de marzo de forma simultánea en la plataforma televisiva y en las salas de cine, en un alarde de esquizofrenia con el que Movistar+ pretende apoyar a la castigada industria del celuloide. Ambientada en la España del siglo XIX, la “peliserie” está protagonizada por la cantante y actriz Bebe, que vuelve al mundo de la interpretación después de 14 años volcada en la música.

Lo primero que quiere dejar claro la plataforma es que detrás de este experimento no hay una estrategia de marketing cinematográfico para promocionar una serie. “La película seguirá un recorrido normal por las salas porque de lo que se trata es de dar un golpe en la mesa para demostrar que la exhibición en cine tiene futuro”, advierte el presidente de Movistar+, Sergio Oslé.

Lo que en principio iba a ser una ficción más de televisión de cinco o seis capítulos se convirtió también en proyecto cinematográfico al ver la belleza de las imágenes grabadas en exteriores, que se merecían algo más que el soporte televisivo. “La película no es una simple reducción de la serie, sino otro producto distinto dirigido a explotar mejor en pantalla grande el sonido y el ritmo narrativo de la misma historia: son sensiblemente distintas”, explica el director, Enrique Urbizu, para quien Libertad “tiene algo de aventuras, de road movie de historia… porque cabalga entre varios géneros”.

El cineasta vasco llevaba mucho tiempo queriendo contar el siglo XIX español en una película “desde la delincuencia” de los bandoleros. Y gracias a esta serie con versión cinematográfica ha podido “cumplir un sueño”.