Televisión Española (TVE) presentó esta semana The Dancer, un concurso que buscará encontrar al mejor bailarín de España y con el que la cadena pública busca destacar el valor terapéutico de la danza. “Buscamos un talento de calidad y con The Dancer queremos inculcar la pasión por la danza a los espectadores”, porque “bailar es terapéutico”, apuntó la directora de entretenimiento de TVE, Toñi Prieto, sobre este nuevo concurso de talentos.

Prieto aseguró que el concurso, inspirado en el formato internacional concebido por Simon Cowell, creador de programas de como Factor X o la franquicia Got Talent, “está lleno de emociones, de actuaciones impredecibles, esfuerzo y concursantes muy peculiares de los que vamos a aprender mucho”.

En el concurso participarán casi 100 bailarines con distintos perfiles, desde los 8 a los 60 años, tanto aficionados como profesionales, y de todos los estilos: desde ballet clásico, pasando por baile contemporáneo y bailes de salón, a movimientos tan de moda como el twerk y el dance hall. El programa pretende reivindicar a los bailarines y su profesión, mostrando el mundo que rodea al baile. Los pasos para montar una coreografía, el estudio de la danza, las historias personales de sus protagonistas o la capacidad para emocionar a través del baile serán algunos de los puntos clave de este programa, producido junto a Fremantle.

Como asesores del concurso están el coreógrafo y bailarín Rafa Méndez, la cantante Lola Índigo y el actor Miguel Ángel Muñoz, quienes tendrán la función de crear sus propios equipos desde la primera fase del formato y asesorar a los concursantes para que afronten con éxito todos los desafíos en la pista de baile.