Carlota Corredera ha reaparecido este jueves en Sálvame con un mensaje en su camiseta que no podía ser más explícito: 'Xuntas máis fortes'. Un día después de que Telecinco emitiera el capítulo 8 del documental "Rocío, contar la verdad para seguir viva", en el que Rocío Carrasco ahondaba en la relación con sus hijos, David y Rocío Flores, la periodista viguesa volvió al programa vespertino de la cadena mostrando su sororidad con la exmujer de Antonio David.

La camiseta es obra de Brétemas, un estudio de diseño gallego en cuya colección dominan lemas similares al mostrado por la presentadora de Telecinco: "Estou ata a cona", "Brava, forte, valente!", "Ceibe" o el explícito "Feminista" son algunos de los mensajes que estampan en camisetas, sudaderas, tote bags, tazas o postales.

Desde que Carlota Corredera tomase el testigo de Jorge Javier Vázquez el segundo día de emisión de la docuserie en la que Rocío Carrasco cuenta su drama vital en Telecinco, su posicionamiento ha sido claro y contundente a favor de la hija de Rocío Jurado y en contra de Antonio David Flores y de su hija Rocío Flores, una postura que le ha granjeado no pocos 'ataques' en redes sociales.

La periodista gallega lanzó un nuevo y contundente mensaje a los detractores de Rocío Carrasco: "Desde que empezamos, se empeñan cada día en meterla en un círculo muy perverso: si no habla es porque tiene algo que esconder, pero si habla, es que lo hace por dinero y si se asegura que no ha pedido dinero, los mismos te dicen que habla por venganza y así hasta el infinito".

"Luego están los del pero: ha sufrido pero… yo la creo pero… es exactamente igual que yo no soy racista pero, yo no soy machista pero… Ese pero, esa palabra tan pequeña que lo cambia todo e invalida lo anterior es el pero de la hipocresía, el que pone en duda a una víctima. Ojalá toda las mujeres maltratadas pudiesen dar su testimonio como lo está haciendo Rocío Carrasco; estaríamos más cerca de acabar con esta lacra. No es no, sin peros", expresó la comunicadora al principio del episodio 8 del documental de Telecinco.

La repercusión que está teniendo esta docuserie divide a los telespectadores entre los que apoyan el testimonio de Rocío Carrasco y los que lo ponen en duda. Pero hay otro debate paralelo y es el que señala a comentaristas, colaboradores, presentadores y posturas de directivos de programas y cadenas de televisión a los que se critica por dar un giro de 180 grados en sus manifestaciones y posturas, antes en contra de la hija de Rocío Jurado. Y ahí, la periodista viguesa está siendo también destinataria de ese hilo de críticas.