HBO Max anunció ayer el comienzo de la producción de una serie documental sobre el caso Wanninkhof que se estrenará en la segunda mitad de este año y que contará con el testimonio de la betanceira Dolores Vázquez, condenada injustamente por el crimen. Vázquez, víctima de una de los mayores errores judiciales de la historia reciente de España, hablará ante una cámara por primera vez en 20 años en esta serie titulada Dolores: la verdad sobre el caso Wanninkhof y que constará de seis episodios de 50 minutos, según informa la plataforma en un comunicado.

El caso se remonta a 1999, cuando la joven Rocío Wanninkhof de 19 años desapareció. Tras varias semanas de búsqueda y con los medios de comunicación volcados en el caso, apareció su cadáver. Dolores Vázquez, expareja de su madre, fue detenida sin pruebas claras y, después de un juicio plagado de irregularidades, un jurado popular la declaró culpable de un “crimen pasional”. Pasó 519 días en la cárcel hasta que el caso se reabrió a raíz de la aparición en 2003 del cuerpo sin vida de otra adolescente, Sonia Carabantes en Coín (Málaga). La policía encontró a su asesino, el británico Tony Alexander King, y al cotejar las muestras con el caso Wanninkhof se descubrió que era el mismo culpable y Vázquez quedó exculpada.

Netflix estrenó la semana pasada una película documental sobre el caso, dirigida por Tania Balló, pero no contaba con el testimonio directo de la afectada. Esta serie, producida por Unicorn en España para HBO Max, hace hincapié en cómo Dolores Vázquez fue estigmatizada por su sexualidad, su carácter y su aparente indiferencia hacia el caso y fue descrita como una asesina fría, calculadora e inteligente.