No corren buenos tiempos para Belén Esteban y Anabel Pantoja. Las dos siempre han presumido de tener una relación de amistad muy estrecha y lo cierto es que tanto delante como detrás de cámaras, hemos sido testigos del cariño que ambas se tienen. Ahora, parece ser que una contestación fuera de lugar y quizás, las formas, han llevado a las que un día fueron inseparables a estar enfadadas y no dirigirse la palabra.

Esto fue lo que sucedió este martes por la tarde en el programa de SálvameLas dos colaboradoras no se dirigían la palabra y sus compañeros, con el paso de las horas, fueron quienes se empezaron a percatar de la situación. Entonces fue Paz Padilla quien abrió el melón y preguntó directamente a las dos protagonistas qué había pasado entre ellas.

Anabel Pantoja con el rostro completamente entristecido y desencajado no quería hablar del tema: "Yo no quiero decir nada de verdad, si tengo que hablar algo con ella, lo haré detrás de cámara, no en público". Belén Esteban por su parte, solamente gesticulaba pero no daba ningún dato acerca de lo que le había pasado con la sobrinísima de la Pantoja.

Te puede interesar:

Hasta que saltó la bomba, y es que ya sabemos que Belén no puede mantenerse callada por mucho tiempo: "¡Tú me acusaste de que me jorobaba que tú defendieras a Mila, que tú me digas eso* yo respeto a todo el mundo!" a lo que Anabel Pantoja no quiso quedarse callada y le respondió: "y tú me dijiste un '¡Cállate!' que también me dolió, pero no te preocupes que no va a volver a suceder".

Aunque por un momento todo el mundo esperaba que las dos entrasen en guerra, minutos más tarde la princesa del pueblo confesaba el gran cariño que se tenían mutuamente y acababa diciendo: "Si se tiene que arreglar, se arreglará y si no, aquí paz y después gloria". Se trata por tanto, de un rifirrafe típico de los colaboradores de Sálvame que seguro que en pocos días han enterrado y olvidado.