El conflicto entre Rusia y Ucrania ha paralizado el mundo. La situación que están viviendo los ucranianos es el tema que abre y cierra todos los medios de comunicación. Las televisiones se han llenado de tertulias en las que se trata la última hora del conflicto y hasta los programas de entretenimiento dedican un tiempo a tratar el tema.

En la noche de ayer, 'El Hormiguero' dedicó el último tramo de su espacio a hablar de la situación que está viviendo el mundo y uno de sus tertulianos dejó a los espectadores de los más sorprendidos.

Tamara Falcó es una colaboradora habitual del programa de Pablo Motos y como el resto de sus compañero participar en la charla. "¿Yo puedo proponer una cosa?", preguntó tímida antes de lanzarse a la piscina. "El Papa ayer convocó un rosario. Nosotros lo rezamos en mitad de la sierra y todo eso. Ya sé que puede que muchísima gente no lo crea, pero es una opción. Igual hay que probar", afirmaba con la candidez que le caracteriza. "¿Probar a rezar?", se preguntaba en voz alta un extrañado Pablo Motos.

"Sí", sentenciaba Tamara dejando sorprendidos hasta a sus propios compañeros de mesa aunque Juan del Val quiso salir a echarle un capote. "Si alguien es creyente, pues fenomenal, pero creo que hay que apostar porque haya un bloqueo económico".

En ese mismo momento, las redes sociales comenzaban a arder tras su intervención.

Muchos espectadores cargaron contra ella y el programa tachándola de frívola o desconsiderada pero también hubo quién quiso salir en su defensa alegando que está en su derecho de apostar por la fe si así lo considera.