El festival de Annecy (Francia), el más importante del mundo de animación, que se celebra entre el lunes y el sábado, estrenará el último film de ilustrador coruñés y triple ganador del Goya Alberto Vázquez, Unicorn Wars, y también exhibirá la coproducción gallega Los demonios de barro.

Después de seis años de trabajo llega la nueva película de Alberto Vázquez. Unicorn Wars reflexiona sobre el belicismo a través de la historia de los hermanos Azulín y Gordi, dos reclutas del bando de los osos en el conflicto ancestral que mantienen con los unicornios. Tendrá su premiere en la Sección Oficial del festival.

El esperado regreso a las pantallas del multipremiado director coruñés se produce en un momento de guerra en Europa, algo que, según reconoce el propio cineasta, no se imaginaba que podría llegar a ocurrir cuando echó a andar el rodaje de la película hace seis años. “Parece que es algo propio del ser humano el uso de la violencia y el hecho de cometer errores cíclicamente”, ha apuntado el tres veces ganador del Premio Goya.

El cuento antibelicista de Alberto Vázquez es su segundo largometraje tras Psiconautas, los niños olvidados, que se llevó el Goya a la mejor película de animación en 2017, año en el que también se llevó el cabezón por Decorado en la categoría de cortometraje de animación, en la que venció cinco años antes con Birdboy. Producida por Uniko, Abano y Autour de Minuit con la música de Joseba Beristain y las voces de Ramón Barea e Itxaso Quintana; la película habla “sobre el origen del mal” y “el origen común de todas las guerras”, así como del manejo de la opinión pública por la propaganda y la religión “para que los conflictos perduren”.

Los demonios de barro es una coproducción hispano-franco-portuguesa de Sardinha em Lata (Portugal), Caretos Films A.I.E. (Galicia), Basque Films (Pais Vasco) y Midralgar (Francia), que cuenta con la participación de la TVG y la Xunta, entre otros. Dirigida por el cineasta portugués Nuno Beato, se ha realizado durante los últimos cuatro años entre Lisboa, A Coruña, Bilbao y Burdeos.

El largometraje cuenta con las voces de intérpretes gallegos como Isabel Navieira, Monti Castiñeiras, Ledicia Sola o Celso Bugallo.