Rosa López ha vuelto al panorama televisivo a raíz de su última entrevista. La cantante estuvo en el programa 'Lo de Évole', donde se abrió en canal sobre su paso por 'Operación Triunfo' y 'Eurovisión'. La artista dejó sorprendidos a todos los espectadores al confesar cómo vivió la experiencia y cómo ha visto, a lo largo de estos años, el desgaste de su carrera.

Sus declaraciones han sido muy comentadas en los últimos días y algunos de sus compañeros de concurso como el artista Manu Tenoriohan reaccionado a las palabras de la cantante pero él no ha sido el único. Carlos Lozano ha vuelto a la televisión en una entrevista en 'Viernes Deluxe' y también se ha pronunciado sobre la polémica entorno al programa y a la situación de Rosa.

Lozano fue durante años el presentador de 'Operación Triunfo' y para él, el éxito del concurso fue tan sorprendente como para los concursantes. "A Rosa la respeto y la quiero, es mi niña. Son mis niños. Lo que digan será porque lo han sentido", ha empezado contado.

"Hubo personas que no superaron ese ritmo, era trepidante. Nadie asimilamos ese éxito ni los concursantes ni yo. Yo hacía 10 galas a la semana y a veces me pedían más. Teníamos audiencias de 10 ó 20 millones de espectadores. Yo mismo estaba agotado", ha dicho el presentador. "La entrada de OT se cargó el mercado musical de la época".

En el caso concreto de Rosa, el colaborador considera que la causa fue "un padre dominante que quería controlar la carrera de su hija y que no tenia ni puta idea del negocio". "Yo creo que se equivocaron con el productor", añadió. "Todos esperábamos que fuera una cantante de góspel, con el vozarrón que tiene y vestida así, pero no con unas mallas con purpurina. Yo creo que se equivocaron ahí", concluyó.