Alfonso Rodríguez Castelao, escritor, dibujante y pintor de óleos y acuarelas que describe y retrata, de un modo satírico, irónico y cómico, la vida y la realidad desdichada y desafortunada de los paisanos gallegos de su tiempo junto con su cazurrería y humor ante la situación política caciquil y centralista gallega, es, sin duda, el líder político gallego nacionalista federal de los pueblos de España, de su confederación con Portugal y de la integración de ambos Estados, español y portugués, en la Unión Europea.

Alfonso Rodríguez Castelao nace el 30 de enero de 1886, en Rianxo, Coruña. Es bautizado ese mismo día por el párroco José Magariños en la iglesia de santa Coloma, quien le impone el nombre de Alfonso, en recuerdo del rey Alfonso XII, en contra de la voluntad de sus padres que deseaban llamarle Daniel. Es hijo de Mariano Rodríguez de Dios, patrón de pesca, y de Joaquina Castelao Gemme. En este mismo año, su padre emigra a Argentina en busca de fortuna. En 1893, a sus siete años inicia los estudios primarios en la escuela pública de Rianxo que deja dos años después, en 1895, para emigrar con su madre a Argentina, donde su padre regentaba una pulpería en la Pampa. En 1900, su madre y sus tres hijos, Alfonso, Josefina y Teresa, regresan a Rianxo. Alfonso inicia por libre los estudios de bachillerato en Santiago de Compostela que termina dos años después. En 1902, se matricula en la Facultad de Medicina de esta ciudad y se hace muy popular con sus graciosos dibujos y por su participación en la "tuna compostelana".

En 1909, obtiene la licenciatura en Medicina, funda el semanario El Barbero Municipal, en Rianxo, en compañía de sus amigos Dieste, Arcos y Rey Baltar, desde donde critica la política local caciquil. Se traslada a Madrid para obtener el doctorado

y allí conoce a Basilio Álvarez, fundador de la Acción Gallega, a la que se unirá en 1912. En este mismo año gana una medalla por su óleo Os cegos en la Exposición Nacional de Madrid, contrae matrimonio con Virginia Pereira, celebrado en la Estrada el 19 de octubre, se establece de médico en Rianxo y colabora como dibujante de caricaturas en el periódico Liberal de Madrid.

En 1913 nace su hijo único. Al año siguiente sufre un desprendimiento de retina, del que es operado en Santiago de Compostela quedando su vista afectada. En 1915, colabora en la Ilustración Gallega y Americana, y obtiene otra medalla en la Exposición de Bellas Artes de Madrid con el tríptico Cuento de Ciegos. Deja la Medicina y oposita al Cuerpo Geográfico y Estadístico obteniendo plaza y es destinado a Pontevedra, en 1916, donde residirá hasta 1936. Se adhiere a las Irmandades da Fala Galega celebradas en Lugo, los días 18 y 19 de noviembre de 1918. Participa y firma su manifiesto en el que los congregantes proclaman "Galicia é unha nación", revindican su autonomía y redención, la oficialidad del castellano y gallego, la federación de los Pueblos Ibéricos y se autodenominan "nacionalistas", en lugar de regionalistas.

En este año, expone sus 50 dibujos de su colección Nos por diversas villas y ciudades, y publica su conferencia Arte e galeguismo, dada en Coruña. Fundada la revista Nos, en 1920, y es su director artístico, y Vicente M. Risco su director literario. En 1921, viaja por Francia, Holanda y Alemania, y publica sus impresiones sobre el Cubismo en la revista Nos.

En 1922 publica su primera obra literaria Un ollo de vidrio. Memorias dun esquilete. En 1924 ingresa en el Seminario de Estudios Gallegos. En 1925 funda con Antonio Losada Diéguez la Coral Polifónica de Pontevedra. En 1926 publica su segunda obra literaria Cousas y es elegido miembro numerario de la Real Academia Gallega. En 1928 muere su hijo único afectándole profundamente.

En 1929 publica El segundo libro de Cousas, y hace un viaje a la Bretaña francesa para estudiar las cruces de piedra que darán lugar su libro As cruces de pedra en Bretaña. En 1930 publica Cincuenta homes por dez reas y O galeguismo no arte, discurso este último pronunciado el día de Galicia en el teatro García Barbón de Vigo. Miembro del Partido Nacionalista Republicano Gallego, constituido en 1931 en Ourense y presidido por Ramón Otero Pedrayo, es elegido diputado de las Cortes Constituyentes de la Segunda República Española dentro de la Federación República Gallega, fundada en Lestrove el 16 de marzo de 1930, y liderada por Santiago Casares Quiroga.

En diciembre de dicho año fundado el Partido Galleguista de Pontevedra se integra en él identificándose con su ideología, que proclamaba "Galiza unidade cultural, povo autónomo, comunidade coperativa e célula de universalidade", y publica el álbum Nos en Madrid incluyendo los dibujos de su exposición itinerante de 1919.

En 1932 pronuncia su famoso discurso sobre la Legua Gallega en las mencionadas Cortes Españolas diciendo "cuando fui a la escuela no sabía aún hablar el castellano, porque tengo que deciros soy hijo de una familia humildísima; fui a la escuela muchas veces descalzo, con un pedazo de pan de maíz en el bolsillo; por eso tiene para mí el gallego esa nostalgia deliciosa que me recuerda el tiempo feliz de mi infancia, ese tiempo que es el más feliz de todos los hombres". En 1934 publica las obras literarias, Retincros, Os dous de sempre y Cousas en su edición definitiva, y lee su discurso de ingreso en la Real Academia Gallega sobre As cruces de pedra en Galicia, que será publicado en 1964 en Coruña. En noviembre de este año, es desterrado por el Gobierno de Alejandro Lerroux a Badajoz por sus ideas federalistas, siendo amnistiado, en 1935, por el Gobierno de Portela Valladares.

En 1936 es elegido, de nuevo, diputado por el Partido Galleguista en las elecciones generales a las Cortes españolas. Colabora en la redacción del primer Estatuto de Autonomía de Galicia aprobado por mayoría absoluta de los votantes gallegos y que presenta al presidente de las Cortes Españolas, el 15 de julio de 1936, para su aprobación, pero la Guerra Civil española, declarada en 18 de dicho mes y año, impedirá su aprobación definitiva.

En 1937 publica en Valencia los álbumes pictóricos Galicia mártir, Atila en Galicia. En 1938 Milicianos y viaja a Moscú y a Nueva York. Al año siguiente viaja a Cuba, donde pronuncia en la Habana una conferencia, Galicia y Valle Inclán, regresando a Nueva York.

En 1940 se establece en Buenos Aires donde fija su residencia. En 1941 publica Os vellos non deben enamorarse, obra de teatro gallego en tres actos y con tres personajes distintos, y El Estatuto de Galiza. Antecedentes y comentarios, y da una conferencia sobre El problema de las lenguas en la casa de Cataluña de Buenos Aires.

En 1944, en dicha ciudad, publica su más famosa e importante obra, Sempre en Galiza, que respira un profundo amor patriótico, "saudade y morriña" por el pueblo gallego. Considera a España como un Estado plurinacional y federal al estilo del federalismo americano. Escribe, textualmente, "Galiza é unha nacionalidade, ten un idioma propio, fillo do latín, irmán do castelán e pai do portugués, ten un territorio delimitado naturalmente, ten problemas peculiares, ten unha cultura autótona manifestada no arte e sabiduría popular, ten predisposicións psicológicas y ten características de raza celta". Más adelante, sigue escribiendo, "Galiza, como Cataluña i Euskadi, é unha nación, e por consiguiente ten directo a federarse con otros pobos igoas a ela, e non reconocerlle o dereito de autodeterminación será un acto tiránico e antiliberal".

En 1945 funda con los vascos y catalanes la revista Galeuzca. En 1946 es nombrado ministro de la segunda República Española en el exilio, lo que le obliga a trasladarse a París, regresando a Buenos Aires en 1947. Enfermo de cáncer de pulmón, fallece el 7 de enero de 1950. Su cadáver es enterrado en el panteón del Centro Gallego de dicha ciudad, y trasladado, en 1984, al panteón de Gallegos Ilustres de santo Domingo de Bonaval, en Santiago de Compostela.