14 de marzo de 2018
14.03.2018

Trabajadores en movimiento, en busca de la justicia social

14.03.2018 | 01:22
Trabajadores en movimiento, en busca de la justicia social

El 26 de noviembre de 2007, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó una Resolución, la 62/10, por la que se decide declarar la fecha del 20 de febrero de cada año como el Día Mundial de la Justicia Social.

Me consta que el Consejo Nacional de Colegios de Graduados Sociales tenía previstos unos actos para celebrar tan importante hecho, con la participación de los Colegios de Graduados Sociales de toda España.

Lo que me sorprende de tan importante conmemoración es que no participaran de la misma toda una serie de instituciones y organizaciones tanto públicas como privadas, sindicatos, organizaciones empresariales, Colegios de Abogados? y hasta la propia Administración del Estado. Digo esto porque esas mismas organizaciones están invocando constantemente su preocupación y lucha en aras de la Justicia Social: "Hay que favorecer a los más débiles. Derecho a contar con todos aquellos medios vitales para poder sobrevivir en condiciones de una mínima dignidad como persona. Derecho a un salario digno y justo. A igual trabajo igual salario, independientemente de ser hombre o mujer. Igualdad de oportunidades para todos, independientemente del color de la piel, sexo o posición social. Sanidad, educación y justicia igual para todos, sin que ello dependa de la posición económica o social del interesado, etc.".

Ante tanta falta de participación, no me queda otra cosa que pensar en la hipocresía de una gran parte de la sociedad que nos rodea y trata de impartir formas de conducta y adalides en la lucha y reivindicación de unos derechos sociales que hagan más justa y equitativa nuestra sociedad.

Estoy convencido de que la sociedad en general espera de tantas organizaciones, instituciones y del propio Gobierno, que cuente con ella, no solo para salir a la calle a manifestarse o concentrarse para reclamar un objetivo muy concreto y determinado, como puede ser la reclamación de un incremento salarial o una subida de las pensiones. No es malo que se produzca tal petición, pero en los tiempos que corren tienen que centrarse la mayoría de las peticiones y objetivos de las instituciones en algo mucho más amplio. Entiendo además que ello serviría para que las referidas organizaciones e instituciones volvieran a ganarse el reconocimiento y prestigio que tuvieron antaño, y que a día de hoy han perdido en gran parte por no hacer una reivindicación social en el más amplio sentido de la palabra.

En este pasado 20 de febrero del 2018: "La justicia social es un principio fundamental para la convivencia pacífica y próspera, dentro de los países y entre ellos. Para las Naciones Unidas, la búsqueda de la justicia social universal representa el núcleo de su misión en la promoción del desarrollo y la dignidad humana".

La adopción por la Organización Internacional del Trabajo de la Declaración sobre la justicia social para una globalización equitativa, es un buen ejemplo de este compromiso.

La declaración se centra en garantizar resultados equitativos para todos a través del empleo, la protección social, y los principios y derechos fundamentales en el trabajo.

El logro de esta justicia social está también estrechamente vinculado con los objetivos de desarrollo sostenible.

El lema para este año fue el de: Trabajadores en movimiento en búsqueda de la justicia social.

Entiendo que la razón de ello es en primer lugar, la gran cantidad de trabajadores migrantes y su búsqueda de la justicia social; y en segundo término, un recuerdo especial para todos aquellos que han dejado su vida en el mar o en tierra. Sufriendo en su caminar toda cuanta desgracia puede soportar un ser humano, como frío, enfermedades, hambre, y ese dolor interno, que en muchas ocasiones causa un mayor sufrimiento que cualquier otro dolor físico. Todo ese sufrimiento y pesar, en ese digno y sano fin, para tratar de conseguir para uno mismo y su familia la manera de vivir en mejores condiciones de como lo está haciendo en estos momentos.

En la actualidad, el motivo principal para migrar está ligado directa o indirectamente a la búsqueda de un empleo digno. Incluso en las situaciones en las que el trabajo no es la razón más importante, el empleo suele ser un elemento típico de cualquier proceso migratorio.

Los migrantes internacionales se cifran en 258 millones. La Organización Mundial del Trabajo calcula que unos 150 millones de trabajadores son migrantes, de los que se calcula que el 56% son hombres y el 44% mujeres.

Sé que cuando se publique este artículo en La OPINIÓN ya habrán pasado varios días desde que tuvo lugar la celebración del Día Internacional de la Justicia Social, pero quise hacerlo de igual modo, porque mi intención es que sirva como un pequeño homenaje para todas aquellas personas que se sacrificaron en algún momento de su vida para conseguir una mejora en el ámbito de la justicia social, y sobre todo para aquellas que han pagado con su vida por tales conquistas, y que se van reconociendo por esta sociedad tan hipócrita en muchas ocasiones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine