12 de abril de 2018
12.04.2018

"Las manifestaciones no sirven para nada"

12.04.2018 | 01:36
"Las manifestaciones no sirven para nada"

Con mucha frecuencia escucho o leo una frase que expresa muy bien la forma de ser y pensar de determinado número de esos que se les llena la boca cuando dicen que son españoles de toda la vida, y que además, con relativa frecuencia, llevan en alguna parte de su cuerpo los colores de la bandera de España, como si de un verdadero amuleto se tratase. Me refiero concretamente a la expresión que se utiliza, a modo de chascarrillo, cuando se celebra alguna manifestación reivindicativa en nuestro país: "Las manifestaciones no sirven para nada", con un añadido en muchas ocasiones, como el de: "Que vayan a trabajar". Esta frase se viene utilizando, y nunca mejor dicho lo de usar el verbo "utilizar", porque lo que pretenden los que tal expresión dicen, es que no se exteriorice, que no se sepa, que se desconozca el problema que existe y se denuncia, porque los susodichos son y viven felices en su celda de cristal, en su insolidaridad, en su egoísmo, con sus privilegios, sus buenos sueldos, pero utilizando todo lo que pueden las mejoras en la Seguridad Social, en la Enseñanza y aprovechándose de los Servicios Sociales que se han conseguido gracias a los que han perdido una buena parte de sus ingresos en los días que perdieron por manifestarse o ir a la correspondiente huelga.

A modo de reflexión les pediría, querido lectores, que piensen por un momento quiénes son las personas que conocen que piensan y alguna vez se atreven a pronunciar tal frase "las manifestaciones no sirven para nada" en público. Seguro que encajan en alguna de las circunstancias a las que me acabo de referir, y también, añado otra, que se trata de una persona que ejerce la política o se jubiló de la misma estando en ambos casos en el poder, o con muchas posibilidades de alcanzarlo en un espacio corto de tiempo.

Una vez que ya conocemos las grandes cifras del proyecto de Presupuestos Generales del Estado para el año 2018 me reafirmo más en la idea de que "las manifestaciones valen para mucho", y que gracias a sus convocatorias y asistencia a las mismas, se han conseguido, se logran, y se conseguirán la inmensa mayoría de beneficios, reclamaciones justas, y derechos, que de otra manera, solamente gozarían una parte de los "barrigas agradecidas del sistema", aunque los derechos conquistados no los podrían tener de "iure", pero es que tampoco los necesitaban, ya que para eso tenían las "amistades".

Lo que ha pasado estas últimas semanas y se prevé que continuará como si de una serie cinematográfica se tratase en las próximas calendas saliendo a la calle los jubilados españoles, como no lo habían hecho en toda la historia de este país, es para tenerlo muy en cuenta y demuestra que además de tener toda la razón en lo que piden, que no es nada menos que se les dé lo que es suyo y han ganado con su esfuerzo a lo largo de muchos años de trabajo, sin sabores, penurias y heridas morales y físicas en sus cansados cuerpos. Pero lo más bonito es que no están exigiendo que se satisfaga "su derecho", sino que están pidiendo que se garantice ese mismo derecho, para los que vienen detrás, sus hijos, muchos de ellos a punto de jubilarse, si el PP y C's, se lo permiten, y para sus nietos el día de mañana.

Gracias a esas "manifestaciones que no sirven para nada", el PP y C's, con su apoyo a los Presupuestos, se han visto obligados a incrementar las pensiones más bajas para el año 2018 en un 3%, cuando nos decían ambos dirigentes, Rajoy y Rivera, que no había dinero y no se podían incrementar más de 0,25 con alguna bonificación en el IRPF.

Con este Proyecto de Presupuestos no existe ni la más mínima seguridad de que en los años sucesivos se pueda garantizar el poder adquisitivo de las pensiones y esto lo sabemos muy bien los pensionistas, para ello se hace necesario, como tan acertadamente reclaman, que se garantice el mismo, contemplando en la propia Constitución que las pensiones siempre se revalorizarán conforme al IPC.

¿Cómo se puede tener un Gobierno tan mentiroso y un partido, C's, que hace de muleta del PP, que pretendan que se les aprueben unos Presupuestos en los que no había 1.600 millones para las pensiones, y resulta, que los propios miembros del Gobierno se suben sus sueldos el 1,5% (para los pensionistas era del 0,25); La Casa Real un 1%, o el Ministerio de Defensa duplica su presupuesto desde que está Rajoy en el poder?

¿Cómo se pretende aprobar un Presupuesto (dicen que es el proyecto de Presupuesto más social de la democracia española), en el que para la Ley de Dependencia lo único que incrementan es la cantidad que el año pasado no fueron capaces de gestionar, y que por desgracia para todos nosotros, en España se mueren nueve personas diariamente, que tienen reconocida su prestación de dependencia en mayor o menor grado, y todavía, cuando inician el "viaje" para la otra "vida", no la han cobrado. O cuando para el cumplimiento de la Ley de la Memoria Histórica se le dota con cero euros?

¿Son estos comportamientos y acuerdos políticos de los partidos del PP y C's la forma y manera de cumplir con las leyes y con la propia Constitución?

En resumen y para no extenderme más, está claro que con estas actuaciones y comportamientos de los que gobiernan en la actualidad y los que pretenden gobernar en las próximas elecciones, en lo único que piensan en su propio interés, y no en el General de los españoles, como si lo hacen los pensionistas que salieron a la calle, pese a ser los días y horas más crudas del invierno, y aquellos otros que no lo pudieron hacer por razones de enfermedad y cumplimiento de las necesidades familiares. Todo un ejemplo para nuestra juventud. Espero y deseo que se hayan dado cuenta que los pensionistas de hoy han luchado por los jubilado de ayer y luchan por los pensionistas de mañana.

¡Qué pena me dio el no ver a más jóvenes en las manifestaciones! Las manifestaciones valen para mucho, que no pretendan engañar a la sociedad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook