22 de febrero de 2019
22.02.2019
La Opinión de A Coruña
Desde Los Cantones

El 'lacón con grelos', protagonista del mes

22.02.2019 | 00:48
El 'lacón con grelos', protagonista del mes

Febrero es en Galicia el mes de las enchentas, y que acoge como protagonista principal el "lacón con grelos" (cocido), uno de los platos más contundentes de la cocina regional. En estos días, se registra cierta rivalidad en las numerosas convocatorias gastronómicas -en La Coruña se han movilizado medio centenar de restaurantes-, pero el punto más publicitado es Lalín, con motivo del XXV aniversario del Premio Álvaro Cunqueiro de Periodismo Gastronómico, en el que han sido distinguidos el espacio televisivo O mellor cocido do mundo de la TVG, Raíces doces de estudiantes de Periodismo, o el Álvaro Cunqueiro literario a la periodista Carina Regueiro. El "lacón con grelos", la gran fiesta gastronómica de Galicia, constituye un marchamo de identidad y la mejor promoción de las Tierras del Deza, donde la matanza del cerdo desparrama abundante intriga política. El anterior prócer municipal, que no soportaba el silencio a favor de Lalín, luchaba tenazmente a favor de lograr una parada del AVE en su pueblo. Del actual, de apellido familiar en la política vernácula, podemos añadir que mantiene la celebración del premio de Xornalismo Álvaro Cunqueiro, que este año alcanza la XXV edición. La obsesión regional por la mesa bien servida se pone ahora de manifiesto, tal vez, por la creencia de que la abundancia es efímera. Garbanzos de Fuentesaúco, grelos de Monfero o de Xestoso, patatas de Coristanco, pernil de cerdo, chorizos grasientos y ceboleiros -algunos añaden pollo, una mazorca de maíz o carne de obriga- constituyen un menú ilustrado, que suele regarse con buenos caldos vernáculos, más cordiales que encefálicos, filloas y el remoquete final de la queimada que infunde ganas de conversar y cantar. Álvaro Patricio Cunqueiro y Mora de Montenegro sabía disfrutar de la vida, afirmaba: "Eu penso que é na cociña donde o home pon máis imaxinación, tanto como puido poñer no amor, e sen dúbida que pon na política". Para Cunqueiro, el secreto de una buena laconada radica en saber repartir las sustancias en el plato.

Otrosí digo

Ni el jamón, ni el de Trévelez y el ibérico, han conseguido desplazar al excelente jamón gallego, cantando con tanto ingenio por Otero Pedrayo que lo acusaba de ser "el padre de las enfermedades de los pazos antiguos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook