07 de mayo de 2019
07.05.2019
La Opinión de A Coruña
A Coruña

La vivienda asequible como única solución

06.05.2019 | 21:33

Una manera de empezar a atajar el grave problema sin hogar en algunas ciudades de los EEUU, como Los Ángeles o el Condado de Orange, fue mediante la demanda por los afectados contra las autoridades locales y del Condado al infringir supuestamente los derechos civiles de dicha población. De modo que por la acción de la Justicia se forzó un cambio en las acciones policíales y administrativas que, vía ordenanza permitían levantar, arrasar es la palabra, los campamentos sin hogar provocando en ocasiones situaciones letales sobre los afectados.Al perder sus pertenencias incluyendo elementos de supervivencia como los medicamentos, las ropas de abrigo, muchos enfermos sin hogar fallecieron en la calle dando lugar desde el 2015 al 2018 a que se cuadruplicara el número de fallecidos en el Condado: una estadística que parcialmente se ocultó.

El juez federal Carter, que conoció del caso por la demanda de los afectados, comprobó un incremento desmesurado de las personas muertas calificando dicha situación como una crisis de salud pública. En base a los datos manejados, se comprobó que de los 257 fallecidos en el 2018, solo 210 se habían declarado oficialmente sin mención a donde estaba el resto de fallecidos -cuyos nombres y apellidos si figuraban como decesos en la demanda-.La crisis obedecía según criterio del juez estadounidense a una inadecuada gestión institucional de las necesidades de una población vulnerable, pero también de un incumplimiento sistemático de la ley estatal en cuanto a refugios y viviendas estables -en una ciudad con más de 34.000 sin hogar (caso de Los Ángeles) 25.000 carecían de cobertura-.

En consecuencia y bajo presión de las autoridades, incluyendo al Gobernador de California, se pasó de un modo paulatino a la derogación de viejas ordenanzas locales, que criminalizaban a la población sin hogar, por otras de protección de sus derechos civiles que permitió la puesta en marcha de planes de vivienda de emergencia, con la construcción de albergues-puente y vivienda asequible.

Es decir, se provocó un cambio favorable de las leyes, empujando a los municipios y al Condado a un cambio sustancial de sus protocolos, si bien ilustrando de un modo clarificador como la Exclusión social se pueden reconducir mucho más allá de una simple crisis o una recesión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook