El término hace referencia a la desolada noche que suelen pasar algunos indigentes que duermen en los McDonalds en la ciudad de Hong Kong. La muerte de una mujer que dormía en un McDonalds hizo saltar las alarmas „ya que se encontraba enferma„ y ha centrado la atención en las personas sin hogar que pasan las noches en estos establecimientos de comida rápida. Sin embargo, muchos de los que duermen en estos sitios tienen trabajo y familia, pero lo que ganan no les alcanza para pagar un techo: son personas sin hogar.

Según los medios de la ciudad, cada noche duermen entre diez y veinte personas en cada establecimiento. Suelen llegar a cenar y luego convierten el McDonalds en una especie de albergue temporal que abandonan a la mañana siguiente después de utilizar el baño del local, y desayunar.

Actualmente hay dos terminos familiares para designar a quienes duermen en los McDonalds que son: McStreepers y McRefugées, ambos muy utilizados.

Si bien entre los que duermen en los McDonalds hay bastantes ancianos también los hay jóvenes y adultos „unas 2.000 personas en Hong Kong se encuentran en estas condiciones de pernocta en los McDonalds, abiertos las 24 horas„. Aquí, en España está ocurriendo algo parecido.

Es debido a la precariedad laboral que, junto con la especulación de la vivienda, hace que muchos trabajadores en activo se estén convirtiendo en sin hogar en nuestras ciudades. Es conocido el caso de Ibiza donde numerosos trabajadores al finalizar su jornada laboral se ven obligados a pernoctar en tiendas de campaña o directamente en los cajeros bancarios al no poder pagar un techo.

Naturalmente, hay escalas, pero puedes quedar extramuros en Hong Kong, en Madrid o en A Coruña. El hecho relevante es que muchas de estas personas ya estan muertas aunque vivan y aunque ellas no lo sepan.