04 de octubre de 2019
04.10.2019
La Opinión de A Coruña
lo que hay que oír

El nuevo canon de belleza de Tripadvisor

03.10.2019 | 20:01

Los portales sobre turismo de Tripadvisor y compañía están, claro, llenos de opiniones. Me gusta, no me gusta. Una estrella o un diez. Hacen muy bien. Faltaría más, allá cada cual. Pero algunos internautas curiosos han ido recopilando mogollón de juicios allí vertidos que revelan de perlas este mundo hodierno. Y me muero de la vergüenza leyéndolos. No porque yo me tenga por más culto. Solo por una pregunta: ¿cómo se puede ser tan berzotas y alardear sin pudor de tanta ignorancia agresiva?

Veamos qué se dice sobre "La Sagrada Familia" de Barcelona. Se la califica como "horrible, de mal gusto, es como cuando mezclas helados de muchos gustos. Y esas frutas que le pusieron arriba, por dios. Comparada con el resto de catedrales de Europa...". Observen: es "horrible" y "de mal gusto". Cuando a alguien le parece algo horrible y de mal gusto, pasa a ser horrible y de mal gusto como universal verdad. Y para apoyar la tesis se compara al edificio con una mezcla de helados de muchos gustos. Eso sí: el tipo o la tipa es una autoridad: "Comparada con el resto de catedrales de Europa". Tal parece que las haya visto todas. Exhibe criterio comparativo, no solo gusto. El mismo criterio que tengo yo para hacer un estudio geológico: ninguno. Dice otro u otra: "Fea no, lo siguiente. Un mastodonte sin sentido que se vende de templo y lo único que es es un sacacuartos. Por dentro, un despropósito, parece un vómito de cosas que se van mezclando para continuar con una originalidad sin base y seguir sacando dinero. El Cristo colgando de un paraguas... Ni arte, ni estilo ni nada". Mastodonte, carente de sentido, sacacuartos, despropósito, vómito, original sin base: "Ni arte, ni estilo ni nada". Lo dice el pollo, y punto pelota. Exhibiendo el mismo criterio que tengo yo para operar a corazón abierto: ninguno. Y me deja flipando otro: "La Sagrada Familia es "un parking público pero con vidrieras". Bueno, oyes, ese menda es un poeta.

Escribe alguien que si vas a la Alhambra granadina "solo verás ladrillos, los palacios están sin muebles y completamente vacíos". Vaya por Dios. En vez de haber llamado a Ikea para que pusiese un poco de arte al conjunto, mecachis en la mar. Es más: la Alhambra está "sobrevalorada, una piedra encima de otra", juzga el anónimo firmante. Y digo yo que es lo que les pasa a las edificaciones: que hay que ir poniendo una piedra y luego otra. Sigamos para bingo: "Lo de que es una maravilla del mundo no sé de dónde se lo han sacado. Vamos, que para ver cuatro jardines (que muchas plazas de pueblos los tienes mejores) y unos techos muy bonitos". Qué gran verdad, campeón o campeona. Como el pueblo de uno no hay ná de ná. Ole mi fuente y sus cañitos. Hay quien hasta pone nota: "Doy una estrella porque no se puede dar ninguna, el sitio es feísimo, si quieres ver una cosa que creó nuestra cultura unos años atrás, tienes que pagar. Para eso visitamos el Burger King, que tiene más cultura que el [sic] Alhambra". Aquí creo que no hay más que añadir.

Fíjense, por favor, en que aquellas consideraciones razonadas como "no me ha llamado la atención porque...", "me decepcionó porque...", "no me gusta porque...", "esperaba otra cosa porque..." han muerto. Las ha sustituido el "esto es así por mis narices" o por lo que ustedes quieran sustituir por "narices". Hay un nuevo canon, modelo, regla. Pero no es revolucionario, innovador o sugerente. Es tan solo necio, analfabeto, melón y majadero. Un poquito de información, prudencia y un bastante más de saber mirar vendrían de perlas. Además: ¿para qué pierden el tiempo viendo monumentos en sus turisteos con lo que debe de molar una montaña rusa tras unas salchichas revenidas con su mostaza y kétchup revenidos en tantas ferias como hay por ahí?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook