08 de octubre de 2019
08.10.2019
La Opinión de A Coruña
LA FELIZ GOBERNACIÓN

Que urgentemente los bomberos acudan y monten guardia en las parroquias

07.10.2019 | 19:22
Que urgentemente los bomberos acudan y monten guardia en las parroquias

El fuego es bueno para hacer brasas /

y asar verduras, carne o pescado.

Anónimo (1931)

La presidenta de la Comunidad de Madrid tiene sueños extraños y ningún conocimiento de la historia, no sé si cuando habla está pensando en su director espiritual o las barbaridades le salen espontáneamente de sus intimidades. También puede ser que el desayuno se lo prepare alguien que no sea de su confianza y haya, sin ella saberlo, ingredientes extraños añadidos al café o al cacao.

Si en realidad se cree lo que dice, está consintiendo un grave problema, ella sabe que, por lo afirmado, el gobierno de la nación ordenará la quema de iglesias después del traslado de los restos de Franco. No sé si tendrá pruebas, testigos dispuestos a declarar ante un tribunal sabiendo que han de decir la verdad. No sé qué razones le impiden a esta presidente de gobierno autonómico establecer un mecanismo de protección policial sobre esos templos que ve en peligro de incendio y, sobre todo, si observa que hay riesgos para los clérigos al cargo de esas instalaciones, ¿por qué no están protegidos como cualquier mujer amenazada de muerte por su expareja y con orden de alejamiento?

La leyenda dice que andamos siempre con un cirio en las manos delante de los curas o con un garrote tras ellos. Seguramente ha sido cierto, pero hoy esa estampa no se encuentra en el mapa; es veraz que hay discrepancias claras entre creyentes de cualquier religión y ateos, pero la convivencia es pacífica, civilizada entre los ciudadanos. Otra cosa son los activistas que sí se preocupan de poner bombas incendiarias en los medios de comunicación para que los proclives adeptos provoquen los actos flamígeros, incluso en los cines de Valencia.

Por lo que se está comprobando son más los que se dedican a pintar simbología extremista y amenazante en sedes de partidos de izquierda, aparentemente sin mayor gravedad, ya que esperamos que la policía se encargue de su seguimiento.

Más preocupación tengo con la incidencia religiosa en el problema catalán, en la convivencia entre varias comunidades antes conciliadas sin mayor problema. Hay síntomas de supremacía que se otorga la legitimidad religiosa del territorio, frente a las que siguen manteniendo lazos culturales con sus orígenes más allá del Ebro. Era un problema que no existía y que resurgió para tapar delitos de los pujolistas y sus adláteres. Menos mal que la mayoría de la población de los grandes núcleos urbanos parece que se siente más o menos al margen de la radicalidad de ambos extremos y mantiene la convivencia habitual, estoy seguro de que en la plantilla de la Seat no hay mayores problemas.

Otra cosa es lo que están haciendo las sotanas calentando los nacionalismos, como es costumbre en todas las latitudes, sea Montserrat o Cuelgamuros y siempre salir triunfantes, los suyos ganan siempre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook