27 de octubre de 2019
27.10.2019
La Opinión de A Coruña
Editorial

Unos presupuestos autonómicos cuestionados en A Coruña

26.10.2019 | 22:55
Unos presupuestos autonómicos cuestionados en A Coruña

La Ciudad de las TIC, el parque de innovación tecnológica que ocuparía parte de los terrenos del Ministerio de Defensa donde se encuentra ahora la fábrica de armas, es uno de los proyectos que entra por primera vez en los presupuestos de la Xunta para 2020, si bien la partida concreta para el próximo año dependerá de su desarrollo. El proyecto del parque tecnológico que impulsan la Universidade da Coruña y el Clúster TIC podrá obtener fondos de 8,3 millones que el Igape reserva para proyectos de uso compartido de apoyo industrial. Esta falta de asignación presupuestaría específica se debe, según la Xunta, a que la Ciudad de las TIC no ha avanzado lo suficiente desde que se anunció a finales del año pasado.

Las cuentas no desvelan otra de las grandes cuestiones pendientes. No se sabe aún si el Hospital Universitario cambiará de ubicación o ganará superficie en torno a su actual entorno. La inversión en este apartado es de tres millones para obras en Urgencias, mejoras de accesibilidad y la redacción del proyecto del nuevo hospital.

Tampoco acaba de arrancar la estación intermodal, que solo recibe 365.000 euros en 2020 para acabar la redacción del proyecto. El grueso de la inversión, 26 millones, queda para los años siguientes, sin que la Xunta precise si serán en 2022 o 2023 cuando comiencen las obras. El polígono de Morás, en Arteixo, concentra el 64% de la inversión en la comarca, con 15,7 millones.

Las partidas reservadas en los presupuestos autonómicos para la ciudad solo han contentado al grupo municipal del PP, que considera que está a la altura de su compromiso con la ciudad al elevar la inversión hasta los 84 millones, un 8,6% más que en el anterior ejercicio.

El resto de fuerzas políticas las ha cuestionado. Y rebaten el argumento de los populares al señalar que la mayor partida de las cuentas es la destinada a la residencia de mayores de Eirís, que recibirá 15 millones, financiados por la Fundación Amancio Ortega, lo que dejaría la inversión real de la Xunta por debajo de los presupuestos de 2019. La escasez de las partidas en 2020 para grandes proyectos como la intermodal y la Ciudad de las TIC centra las críticas.

Para el PSOE, que ejerce el Gobierno local, suponen una inversión insuficiente. Se mostró especialmente decepcionado por unas cuentas exiguas dado el clima de cooperación existente entre el Concello y la Xunta, a la que acusa de discriminar a la ciudad coruñesa. Los socialistas tachan de tacaña la partida destinada el próximo año a la estación intermodal, que carece de excusa al haber dado ya el Ayuntamiento los pasos pertinentes para garantizar los accesos a los terrenos que ocupará la infraestructura que englobará el transporte colectivo. Su rechazo se extiende a la falta de partidas para reformas en centros educativos y para los polideportivos de la Xunta en la ciudad y lamentan que no se promueva la conexión de la vía ártabra con la A-6 y no con la AP-9. Los socialistas alertan además de que se mantiene la deuda de más de cinco millones con el Consorcio de la Música por el incumplimiento de su convenio anual, que pone en peligro la viabilidad de la Orquesta Sinfónica. El Gobierno local tiende en cualquier caso la mano al autonómico para mejorar estas cuentas con diálogo.

Marea y BNG van más allá y han forzado la celebración de un pleno municipal extraordinario para aprobar enmiendas a estos presupuestos y exigen también la convocatoria de una junta de portavoces también con el objetivo de aprobar enmiendas a estos presupuestos, con fondos que contrarresten el desmantelamiento industrial que padecen tanto la ciudad como la comarca. Marea apunta a ausencias significativas, como los fondos para el centro de salud de Santa Lucía, del que el PP hizo causa política en los últimos años. Ciudadanos censuró también la escasez de gasto autonómico en la ciudad.

Las cuentas autonómicas han cosechado un rechazo mayoritario que debe hacer recapacitar al Gobierno gallego, cuyo proclamado compromiso con el área coruñesa debe plasmarse en unas inversiones que generen un mayor consenso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook