03 de enero de 2020
03.01.2020
DESDE LOS CANTONES

Turbulencias políticas, disimulación y la escala musical: y la mudanza

02.01.2020 | 22:43

Hemos entrado en un clima político en el que la disimulación y la posverdad son moneda corriente en la información institucional, a través de un lenguaje de inversión alejado del vínculo de la palabra viva. La mirada del gran ojo inquisitivo, munido de las nuevas tecnologías, sobre la conciencia humana, no puede ser banal. En el campo mediático se barajan interesadas variantes: orgánico, de cámara, militante, de acompañamiento, de estafeta digital, etc., que permite a los curiosos rastrear personajes cuya tragedia es la obsecuencia cómplice. Los medios informativos, conciencia activa de la sociedad, asumen el papel de ser el espejo en el que la ciudadanía debe reflejarse en sus virtudes y en sus miserias. En Galicia, se ha hecho actualidad conocer la fecha cierta de la llegada del AVE, dato paradigmático del trampantojo político, cuyas hipotecas serán presentadas por los gobernantes para culpar a sus antecesores del quebranto recibido. Rodríguez Zapatero solía incentivar a sus periodistas con llamadas de este tenor "muy bueno el artículo, lo has clavado". Ahora, mientras se dibuja amenaza de una crisis económica, contemplamos el carnaval del progresismo y de alianzas impensables de montubios sin recato, que ponen en almoneda la credibilidad de la política. En épocas de incertidumbres y de turbulencias, eso de cerrar los ojos, para que no nos vean, no es ninguna tontería. En nuestra oscuridad está la salvación.

Desde que el RC Deportivo hizo la mudanza de su uniforme, su panorama se ha tornado de extrema gravedad. Se juega a la patada a seguir como los rugbiers, de lo que están disfrazados sus jugadores. Sucedió lo mismo cuando el bipartito BNG-PSG locales (Losada-Tello) decidió suprimir oficialmente el artículo del nombre de la ciudad, como si la gramática se pudiera cambiar por decreto. Desde entonces, desaparecieron el Ballet Gallego y el Festival de Mozart, la Orquesta Sinfónica perdió actividad internacional y la Banda Municipal, restringida. Tal vez los políticos ignores que la nota La, nota femenina de la escala musical es pieza indispensable, porque afina los instrumentos y arregla los diapasones, función tan necesaria para poner armonía en algunos ayuntamientos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook