Me parece muy ventajoso para la ciudad, porque hay pocos destinos. Cuando tenemos que coger vuelos a países a los que no podemos ir desde Alvedro, hay que ir hasta Santiago, y pagar a mayores lo que cuesta ir hasta allí y dejar el coche.