16 de enero de 2020
16.01.2020
Un minuto

La alegría infantil

15.01.2020 | 22:52

Se acabaron los días navideños, pero aún resuenan en mis oídos los chillidos felices de todos los críos que pude contemplar en la plaza de María Pita y alrededores en las fechas previas a los Reyes Magos haciendo cola para entregar sus cartas a los pajes de sus majestades. Caminé por la ciudad vieja haciendo la ruta de los belenes espectaculares y pude disfrutar por esas calles y sobre todo en las cercanías del ayuntamiento con un trasiego abundante de mamás, papás y abuelos con sus retoños vivarachos que no paraban de mirar, señalar y soltar monosílabos y grititos por cada cosa que veían y querían tocar. ¡Qué bendición y gozo se captaba en medio de tanta chiquillería! Y no digamos, en la cabalgata de los RRMM que pude contemplar parte por TV y parte desde un balcón del Cantón Pequeño. En esa concentración de críos, uno no se acuerda del declive demográfico ni de las míseras cifras de la natalidad aquí y en toda España y Europa que ahí están agazapadas para hacernos creer que lo visto en estos días pasados es un oasis en medio del desierto infértil del egoísmo humano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook