Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Carmen Pérez Novo

El gran avance de los contraceptivos

Qué duda cabe que muchos son los avances que hemos experimentado, en los últimos tiempos, en la mayoría de los campos de la Medicina. No sé si estarán de acuerdo conmigo, pero creo que uno de los más importantes es el relacionado con los anticonceptivos. En estos momentos disponemos de una oferta muy amplia de contraceptivos eficaces y cómodos. Pero hay un hecho curioso y es que en nuestro país se producen cada año un evidente incremento en el número de gestaciones no deseadas que finalizan en un aborto provocado. Y es chocante, porque existe mucha información y un fácil acceso a la toma de todo tipo de contraceptivos.

Por eso conviene saber que, en lo que se refiere a los anticonceptivos orales —que son los más utilizados—, todos los estudios apuntan a que componentes tales como el estrés laboral y escolar pueden ocasionar una menor adhesión a los mismos. O sea, que factores estresantes tales como largas jornadas de trabajo o estudio y hábitos irregulares del sueño pueden dificultar la toma regular de estos contraceptivos.

De todo ello se desprende la importancia de tomar en consideración los factores estresantes que rodean la vida de las mujeres a la hora de realizar el consejo anticonceptivo. No debemos olvidar que desde 1962 la aparición de la píldora anticonceptiva cambió completamente el aspecto de las cosas; la llegada de las sustancias hormonales abrió la puerta a la posibilidad de modificar los sistemas que regulan el proceso reproductor, introduciendo dificultades con el fin de impedir una gestación después de un coito no protegido. Desde entonces, no han cesado las investigaciones y la utilización de diferentes fármacos. Tanto es así, que la situación ha ido avanzando progresivamente y han ido apareciendo agentes contraceptivos, cada vez más cómodos y eficaces, que han ampliado el abanico de posibilidades de elección de la pareja, proporcionando una anticoncepción eficaz y salvaguardando de manera significativa su salud. De hecho, en la actualidad, disponemos, además de contraceptivos orales —la píldora— de parches, implantes, anillo vaginal, varios tipos de dispositivos intrauterinos…

Por todo ello, deberíamos ser muy cautos a la hora de elegir el método contraceptivo. Necesitamos reducir esa cifra que apunta a que en España se produce un aborto cada 6,6 minutos. Y eso podemos conseguirlo gracias a tantos anticonceptivos que los adelantos de la ciencia han puesto en nuestras manos, al alcance de todo el mundo.

Compartir el artículo

stats