Opinión | La ciencia en un tuit

“Farmacia” en tu cuerpo

Haciendo uso de polímeros biocompatibles y biodegradables, investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) han desarrollado unas novedosas partículas portadoras de vacunas. Han sido diseñadas para que el polímero se degrade en momentos precisos y controlados, instante en el que se liberaría la vacuna o fármaco contenidos en su interior.

“Estamos muy ilusionados con esta tecnología porque por primera vez disponemos de una biblioteca de diminutas partículas, cada una de las cuales portaría un fármaco o vacuna específicos; mediante una simple inyección los pacientes podrían almacenar en su cuerpo múltiples fármacos y vacunas que se liberarían de forma controlada; podría ser de gran ayuda para países subdesarrollados”, sostiene entusiasmado Robert Langer, científico del MIT que lideró la investigación y cofundador de Moderna.

Suscríbete para seguir leyendo