Kiosco

La Opinión de A Coruña

Ana Bernal Triviño

Johnny Depp y Amber Heard

El nuevo juicio entre el actor Johnny Depp y la actriz Amber Heard provoca comentarios en redes más propios de un campeonato, con comparaciones que no proceden y antecedentes que se pasan por alto. Hay puntos a tener en cuenta. Primero, el caso es en Estados Unidos y sus leyes no son las nuestras. Y, lo determinante, es que el juicio es solo por difamación, por un artículo donde ella comentó sufrir violencia de género.

Las declaraciones de los primeros testigos hablan de relación tóxica con agresiones mutuas. Lo que sí existe seguro es una sentencia anterior, ya firme, donde un juez británico determinó que Depp agredió 12 veces de los 14 casos que ella expuso en juicio, una de ellas muy grave donde estuvo como rehén tres días. También sabemos, por ahora, algunas de las frases pronunciadas y reconocidas por Depp como que actuaba como un “salvaje”, aparte de “zorra”, “puta” o “tendré relaciones sexuales con su cadáver quemado para asegurarme de que esté muerta”

Por ahora, tenemos a una psicóloga de parte de Depp. Un análisis independiente permitiría conocer cuestiones clave, porque no es lo mismo un conflicto de pareja a una situación de violencia de género, ni es igual una agresión instrumental (con un fin) que una agresión reactiva (defensiva), porque no todas las víctimas reaccionan igual. La psicóloga de parte de Depp dice que Heard padece un síndrome de trastorno límite de personalidad (TLP). Muchos de estos trastornos se desarrollan en la infancia, en entornos de abuso y traumas.

Pregunto por ello a psicólogos y me dicen que las secuelas de la violencia de género, en algunos casos, se pueden confundir en consulta con la clínica de un TLP y que, de tenerlo, son más propensas a caer en estas relaciones.

La pena es que no tenemos informe forense y psicosocial independiente, como en otros casos que conocemos en España. Y esto, aquí, sería fundamental para no derivar las opiniones a meros impulsos o conversaciones de barra de bar, que aún quedan días de juicio.

Compartir el artículo

stats