Kiosco

La Opinión de A Coruña

Javier Cuervo

un millón

Javier Cuervo

La puerta que lleva al plató

Sobra gente y ser rico exige cada vez más dinero en menos manos. El liberalismo no es de compartir. Queda claro en la familia real británica. A Isabel II, que solía ser la mujer más rica del mundo, ya no le da para nietos lejanos esa la línea sucesoria que no piensa usar, como ha demostrado en los últimos 70 años. Por eso Enrique de Inglaterra se ha ido con su mujer, la actriz Meghan Markle, al mercado a ver lo que cotiza un Windsor en la bolsa de los royals. Se va defendiendo.

La concentración de grandes empresas con beneficios gigantescos tampoco da para tanto y ya no caben más políticos en los consejos de administración de las eléctricas o de los bancos. Ni los grandes bufetes de abogados: Albert Rivera fue tratado como un pasante que dio mal resultado.

Los medios de comunicación audiovisuales, siempre preocupados por la calidad de los contenidos que ofrecen a su público, recogen políticos caídos para que se ganen la vida de tertulianos. La puerta giratoria une el grupo parlamentario con el plató de televisión. A algunos no se les nota en el discurso el paso del escaño parlamentario a la silla contertulia, lo que hace pensar que antes hacían espectáculo más que política.

Se prevé una próxima debacle en Ciudadanos, lo que revolucionará las cadenas locales, autonómicas y nacionales. Los representantes de Ciudadanos ya parecían haber pasado un casting para entrar en el partido liberal-dietético que no tiene gordos en sus filas. En unos meses el centrismo fracasado triunfará en las distintas cadenas con representantes en espectáculos de habilidades (talent-shows) cosiendo, cocinando o cantando disfrazado de cangrejo transgénero transespecie, en programas de realidad (reality-shows) encerrados en casas con psicópatas en chándal o atrapados en islas de caníbales con someros bañadores o en los programas de medianoche (late night show) compitiendo en ocurrencias con humoristas rápidos como Mercurio. Desde que cerró Interviú desapareció la oferta de acabar posando desnudo, como empezó su líder.

Compartir el artículo

stats