Kiosco

La Opinión de A Coruña

Tino Pertierra.

Solo será un minuto

Tino Pertierra

Los pasos que hay que dar

Martín: “Tarde o temprano —y ojalá sea cuando aún te queda tiempo suficiente— las circunstancias de la vida te obligarán a preguntarte si estás en el lugar adecuado haciendo lo que quieres hacer y con las personas que te ayudan a ser mejor en todos los sentidos. Y no vale entonces esconderte, fingir que la cosa no va contigo, templar gaitas o esperar a que la tormenta amaine. Que amainará, sin duda, pero llegará otra y si sigues en la misma situación será aún más devastadora. Autoengañarse es muy sencillo. Lo más fácil del mundo. Buscar excusas para no corregir el rumbo que llevas está al alcance de cualquiera. Lo difícil es contarse las verdades a uno mismo sin tapujos, con miedo pero sin disimulos, ir en línea recta porque ya está bien de tomar atajos que te obligan al final a dar vueltas alrededor de ti mismo. En el mejor de los casos, compadeciéndote y lamentando las ocasiones perdidas. En el peor, convenciéndote de que la supervivencia consiste en buscar la primera trinchera que te sale al paso para evitar luchar cuerpo a cuerpo contra las adversidades. Dando la espalda a la verdad que solo tú conoces.

De los golpes sales más fuerte o debilitado sin remedio. Más fuerte si consigues, una vez cruzadas las líneas rojas del abatimiento y el dolor que parecen interminables, recoger todos tus pedazos, elegir lo que aún vale la pena conservar y arrojar el resto al cubo de basura. Más debilitado si no aprendes las lecciones que más cuesta asimilar y piensas, como tantos otros, que silenciando tus voces interiores vas a lograr acallar las preguntas que no admiten respuestas fáciles. Y en ello estoy, así me encuentro: avanzando a tientas por tinieblas que solo me pertenecen a mí y convencido de que los únicos pasos que merece la pena dar siempre son hacia delante”.

Compartir el artículo

stats