Kiosco

La Opinión de A Coruña

Pedro de Silva.

Consejo muy leal y desinteresado

Una vez verificado que la posibilidad de descabalgar a Pedro Sánchez antes de que concluya el circuito de obstáculos era fruto de la ilusión óptica que siempre provoca el exceso de ganas de algo, la derecha política y mediática podría hacer lo único que le puede permitir desahuciar legalmente al inquilino legal de Moncloa; que es, por un lado, dejar de llamarlo okupa (descalificativo que presume distinto grado de legitimidad en los representantes del pueblo) y, por otro, dejar a Feijóo hacer su trabajo con la praxis envolvente que lo caracteriza y por la que lo han fichado para el puesto. Por ejemplo, deberían evitar ponerle trabas a la hora de captar el afecto de la parte moderada de los nacionalismos, desactivando los resortes más agrestes del españolismo vulgar, pues sin la anuencia de aquellos no será fácil que gobierne España ni, incluso si lo logra, que haya paz territorial.

Compartir el artículo

stats