Kiosco

La Opinión de A Coruña

SI NO LO LEO NO LO CREO

Una rueda de prensa de altura

El Deportivo obtuvo una importante victoria el pasado fin de semana contra el Linense. Pero después del pitido final del árbitro también continuó la acción. En concreto, para Mario Soriano, que vivió un particular episodio en la sala de prensa del estadio de Riazor. Allí hay una pantalla delante del micrófono, en la que se pueden ver a diferentes anunciantes. Hasta aquí todo normal. El problema surgió cuando uno de los cámaras, que preparaba el encuadre para grabar, se percató de que la pantalla tapaba buena parte del jugador, que mide poco más de un 1,60 metros. No hubo solución porque la silla no era regulable, aunque Soriano se tomó la situación con humor.

Compartir el artículo

stats