Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Pedro de Silva.

La bomba pérfida

Una “bomba sucia”, como la que Rusia dice que Ucrania tirará sobre sí misma para cargar su victimismo y reclutar más apoyos, es un artefacto sin carga nuclear pero que además de onda y metralla expande radioactividad. Un ejemplo de perfidia. En la perfidia hay una carga convencional de maldad envuelta en falsedad y engaño. Inglaterra era antes “la pérfida Albión” por su habitual empleo del arma del engaño, tan bien resumida por el irlandés Joyce en Ulysses (cito de memoria): “Asta de toro, pezuña de caballo, sonrisa de sajón”. La acusación de que Ucrania dispone de la bomba sucia para lanzarla luego Rusia sobre la zona anexionada y justificar así una respuesta nuclear táctica sería un caso de perfidia XXL, versionando a gran escala los asesinatos de “traidores” con polonio. Ojalá esa inquietante sospecha no se cumpla, pero estamos entrando en la parte más sucia de una guerra.

Compartir el artículo

stats