Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Matías Vallés

Al azar

Matías Vallés

El Estado no se preokupa

El dinámico y fornido Daniel Esteve enfatiza en sus numerosas entrevistas que no se dedica a la desocupación de viviendas, aunque su empresa ostente la vibrante denominación de Desokupa. Según el antiguo boxeador, este nombre nítido es solo un señuelo para el control de entradas en viviendas okupadas, que lleva a cabo por encargo pagado del propietario. Añade el empresario, que asegura coincidir con Vox en cuanto a inmigración se refiere, que no podría actuar en el extranjero porque las legislaciones de los demás países europeos no se lo permitirían. Este punto será crucial más adelante, pero debemos seguir.

Presume también Esteve, y solo los aludidos podrían desmentirle, de unas extraordinarias relaciones con los cuerpos policiales a quienes reemplaza en el desalojo de okupas, “porque ellos tienen las manos atadas”. Las manos desatadas son a menudo más peligrosas. Este punto incorpora de hecho el grueso de su discurso, hasta advertir una característica nostalgia de uniforme por parte del musculoso emprendedor. La Policía, la Ertzaintza y los Mossos se rendirían indistintos ante el líder de Desokupa, aunque la empresa acumula una veintena larga de denuncias de la policía autonómica catalana. Los agentes han llegado a preguntarle admirados, “¿eres un mago?”. Dado su potencial disuasor, se le deberían encargar por tanto otras tareas antes acotadas como la lucha contra el narcotráfico, los ruidos, la corrupción o los delitos medioambientales.

La efectividad en la parcela policial de la que presume Esteve no ha sido rebatida por la autoridad competente. Al contrario, el ayuntamientos de Premià gobernado por Junts contrató a Desokupa como “asesores para prevenir a las bandas del Este”, antes de que el escándalo obligara al alcalde independentista a recular. El exboxeador insiste en que su empresa es un excelente negocio, lo cual confirma que el Estado no se preokupa y favorece así alarmantes iniciativas paraestatales. Incluso quienes pensamos que los desalojos deberían ser instantáneos, presuponemos que correrán a cargo de las autoridades. Si Desokupa funciona a la perfección, ¿por qué pagar a empleados públicos mucho más caros?

Compartir el artículo

stats