Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Pedro de Silva.

Democracia y clima

Un régimen autoritario puede serlo más si el poder se concentra en pocas manos, y más todavía si, concentrándose en solo una, cae de lleno en la autocracia. Es lo que hace bien poco ha ocurrido en China, la nación más poblada de la Tierra y su segunda potencia económica. La mancha de democracia se sigue reduciendo en el mundo, en unos países por intensificación de la autocracia, en otros por la aparición de democracias autoritarias, aunque mantengan elementos formales o aparentes, y en algunas democracias por el progreso en su seno del populismo plebiscitario. De este modo, si la gran causa vital de la humanidad es hoy la lucha contra el cambio climático, la gran causa política en el mundo es la defensa e intensificación de la democracia, para que la mancha no se siga contrayendo. Parecen cosas distintas, pero la experiencia enseña que acaban estando íntimamente relacionadas.

Compartir el artículo

stats