Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Javier Cuervo

un millón

Javier Cuervo

No se malversa para el bien

He debido de perderme el momento en que dejó de importar la malversación, que nos asqueó en la gravísima corrupción de los últimos 25 años. Este delito es la apropiación indebida o administración desleal del patrimonio público que solo pueden cometer una autoridad o un funcionario. Atenta contra lo que es de todos y lo pone en beneficio de pocos, de manera inadecuada y por intereses particulares. Se castiga con cárcel de 2 y 6 años, tampoco es que corten la mano. Este fraude, hecho por un administrador, daña económicamente en la cuantía defraudada y despedaza socialmente la confianza en la administración.

Una dictadura deshace y hace a su antojo y sin control, pero en la democracia la ley es para todos y la transparencia debe garantizar un control para que sea así. Los bienes y recursos del Estado incluyen lo que pagamos en impuestos a cambio de su uso prudente para las necesidades generales. La malversación está fea y en los casos del PP, Gürtel, Lezo, Nóos y Púnica nos cabreó. Desde la sentencia de los ERE andaluces para el PSOE hay malversación y malversación y no es lo mismo el malversador que se queda con dinero que el que no. Malversar por una buena causa o ser una buena persona malversadora sugiere que hay “regularversación”. Tejer una red de clientelismo que facilita la permanencia en el gobierno no se ve como beneficio personal. Para gobernar, la derecha recurrió a dinero privado a cambio de favores públicos y la izquierda, más partidaria de lo público, lo sacó de la caja común. Sí, el expresidente andaluz José Antonio Griñán es mayor, tiene cara de bueno y no se jubiló en un palacio, pero dejó cometer un fraude de muchos millones de euros. Son malos el castigo ejemplar y el ejemplo de malversar bien si no te llevas pasta.

En la malversación que pagó, a toda jeta, el guateque independentista de la mitad de la sociedad catalana contra la otra mitad tampoco se ve la malversación por una buena causa, el medio justificado por el fin. Dudo que salga adelante la reforma de la malversación bienintencionada.

Compartir el artículo

stats