Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Agnès Marquès

“¿Con quién te has liado?”

A Irene Montero le han hecho el clásico “¿y tú, con quién te has liado?”. Clásico porque tristemente no es nada nuevo para muchas mujeres que ven cuestionada su posición, sea cual sea. Eso no va ni con el cargo, casi. Cualquier mujer en cualquier posición profesional considerada hasta hace poco de uso exclusivo masculino puede encontrarse en esta situación, si no se ha encontrado ya. El vergonzoso espectáculo del Congreso de esta semana me ha recordado un viejo encuentro con unas amigas en que una espetó a otra una fórmula similar al “y tú, con quién te has liado?” mientras explicaba un progreso profesional. La escena fue hiriente y sorprendente hasta el punto de que ninguna supo cómo reaccionar. Se hizo el silencio y la sesión se acabó pocos minutos después. Mal, por supuesto. Una, cabreada, la otra quizá preguntándose si había para tanto, las otras, desconcertadas. De esto hace unos años y echando la vista atrás descubro que ni nosotras mismas sabíamos entender el daño que nos hacíamos poniendo por delante esa eterna sospecha.

Crecimos con el machismo en la mirada casi sin ser conscientes de ello, lo asimilamos e incluso lo utilizamos como pértiga para nuestras frustraciones ante las oportunidades ajenas, claro, porque una no sirve si no es con un tío al lado (en la cama). Hoy ese episodio no se habría producido en esas circunstancias, estoy segura, porque algunas, muchas, han abierto los ojos y hasta hay una entrada en el diccionario que define la solidaridad entre mujeres ante comportamientos machistas. Se llama sororidad y la RAE la incorporó en el diccionario en 2018, eso es anteayer. También es cierto que las hay que siguen ahogando sus frustraciones y odio en el machismo, esta semana lo hemos visto en el caso de Montero a quien le han dicho en dos ocasiones que está donde está por haber sido fecundada por Pablo Iglesias y por haberlo “estudiado en profundidad”.

Ante las estupideces y los ataques, lo que dijo Àngel Llácer en el programa Collapse de TV-3: que con los años ha aprendido que los que le consideran que es un imbécil es porque lo son ellos. Qué bien sienta cumplir años.

Compartir el artículo

stats