Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Ana Bernal Triviño

Shakira, ¿feminista?

La nueva sesión de Bizarrap y Shakira.

Me agota el sobreanálisis feminista sobre Shakira. Que sí. Está el clasismo, el señalar a otra mujer, la cosificación o Hacienda; pero creo que no es necesario hacer una tesis doctoral sobre su canción. Que tú tengas máster en feminismo no implica que Shakira lo tenga y detecte todo lo que corriges, y le da igual, es su historia. Es una cantante, Shakira, no Gloria Steinem ni Tarana Burke. Que una chica joven me preguntó si era o no buena feminista porque le gustaba la canción y le daba fuerza para superar su ruptura. Y llevamos media vida con mensajes peores en canciones, en libros donde nos violan y en cuadros donde Picasso ridiculiza a sus parejas. Y todos sin llorar y facturando. Que las feministas somos humanas también. Mirad Steinem, toda la vida con que no se casaba hasta que se casó. Mejor que no escuchéis a víctimas de violencia de género en su recuperación porque alucinaríais. ¿Alguien ha leído a Annie Ernaux o por ser premio Nobel y literatura sí puede poner de vuelta y media a su ex? Si Shakira hubiese escrito una canción de desamor romántico y llorando, no habría revuelo. ¿Lo que molesta es que cante algo que no se esperaba?

El feminismo es agenda: que no nos maten, no nos violen, poder abortar, tener igualdad de oportunidades. Me sorprende la hipocresía. Todos preocupados por los niños de Shakira más que por los suyos. Esos hijos han visto a su madre mucho peor que ahora, cuando lo supo y se anuló su autoestima durante días tras sentirse humillada. ¿Todo el mundo ha tenido rupturas modélicas, sin compararse con la persona que te reemplaza? No entiendo, entonces, cuando veo tantas indirectas de frasecitas en Instagram. Lo que no es feminismo es que tengamos ya tres asesinadas, que en Castilla y León las mujeres escuchen el latido fetal si abortan o que el asesino de Romina esté en libertad sin juicio. Shakira, ¿feminista? Me preocupa más que no sean feministas a quienes votamos y determinan nuestra vida. Que aquí todo dios ha lavado trapos sucios en público y no se acabó el mundo. Y ya está. Ciao.

Compartir el artículo

stats