El Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (CHUAC) cumple 50 años este verano. Medio siglo de asistencia sanitaria de calidad, en la que este hospital ha cambiado de nombre en varias ocasiones y ha crecido de tal manera que se ha convertido en un referente. Ahora mira el futuro con optimismo e ilusión por la construcción del Novo CHUAC, que está a solo un paso de convertirse en una realidad. Fue un 21 de agosto de 1972 cuando esta gran ciudad sanitaria nació en A Coruña. Un proyecto muy ambicioso que fue reconocido como una señal de identidad de la sanidad pública gallega. Testigo, además, de la creación del Servizo Galego de Saúde.

Imagen virtual del nuevo hospital. | // L. O.

El CHUAC se levantó sobre cuatro pilares que lo han acompañado a lo largo de su historia: docencia, investigación, innovación y asistencia sanitaria de calidad. Han sido cinco décadas de cambios y evolución, pero estos cuatro campos siempre se han mantenido, siendo el motor del complejo hospitalario y los profesionales que trabajan en él. Detrás de este conjunto de edificios hay miles de historias, de trabajadores y pacientes, que consiguen una asistencia sanitaria de calidad y, además, de gran prestigio.

El hospital ha sido testigo durante el año de 40.000 intervenciones quirúrgicas, 200 trasplantes de órganos sólidos, 800.000 consultas y 200.000 urgencias

El hospital coruñés cuenta actualmente con 8.000 profesionales. Un espacio que nació con 800 camas y que ya tiene más de 1.500, cinco centros hospitalarios, tres centros de especialidades y 72 de atención primaria. Además, el CHUAC, que atiende a una población de medio millón de personas, ha sido testigo durante el año de 40.000 intervenciones quirúrgicas, 200 trasplantes de órganos sólidos, además de 800.000 consultas y 200.000 urgencias.

La docencia ha marcado la identidad de este complejo, en cuyo origen se graduó la primera promoción de Enfermería. Solo tres años después de la inauguración del CHUAC, este hospital acogió la primera promoción de médicos internos residentes. Una labor que ha hecho que hoy sea uno de los principales hospitales formadores de España.

Urgencias del CHUAC. | // L. O.

Junto a esa vocación docente se encuentran también la investigación y la innovación, que permiten que el hospital avance y vaya superando retos. Es parte de su ADN. El hospital desempeña esta labor a través del Instituto de Investigación Biomédica de A Coruña (Inibic), que en 2015 consiguió la acreditación por el Instituto Carlos III; de la Fundación Profesor Novoa Santos y del Centro Tecnológico de Formación, que recibe cada año a miles de profesionales. De esta forma se han desarrollado más de 1.000 estudios clínicos, más de 50 proyectos de investigación y 130 cursos.

El nuevo hospital

El nuevo objetivo del CHUAC es llegar a los 100 años con la misma salud que hasta ahora. Lo hará, además, con un nuevo espacio, pues las obras de construcción harán que el complejo pase de una superficie de 85.000 a 255.000 metros cuadrados.

El hospital tendrá un gran patio central que dará acceso a todos los bloques, construidos de forma escalonada para mantener la vista a la ría. Se mantiene el edificio existente y se creará un nuevo hotel de pacientes, además de un edificio administrativo. Al otro lado del jardín se levantará el nuevo edificio, además del vestíbulo y un pabellón de docencia e investigación que conectará con el hospital a través de una pasarela. Esta se instalará sobre una plaza peatonal a la que tendrán acceso autobuses, taxis y ambulancias. Habrá, además, zonas verdes, sendas peatonales y ciclables, cafetería, auditorio, locales comerciales y capillas. Para mejorar la movilidad, se prevé crear un anillo central con varios accesos. También tendrá dos aparcamientos subterráneos. La Xunta destina 430 millones de euros a este proyecto, que incrementará las camas en un 15%, se habilitarán 40 quirófanos y 500 consultas externas.