La etiqueta de superalimentos se atribuye a aquellos productos de origen natural que aportan múltiples beneficios a nuestra salud. A menudo solemos asociar esta denominación con productos caros o que quizá no conocemos pero esto no es así. De hecho, existe una amplia lista de superalimentos de origen español que los expertos recomiendan consumir de manera habitual para llevar un estilo de vida saludable.

El ajo es uno de esos alimentos es uno de estos alimentos calificado como superalimentos y que está presente en todas las cocinas de nuestro país y contiene un montón de propiedades desconocidas. Es rico en manganeso, vitamina B6, vitamina C, selenio y fibra. En menor medida, también aporta calcio, cobre, potasio, fósforo, hierro y vitamina B1.

Pero bien es cierto que pensar en comernos un ajo no resulta del todo apetecible y por esa razón, Mercadona ha querido salir al rescato de sus clientes ofreciendo un producto saludable y fácil de degustar. Ha lanzado en su línea de conservar saludables estos brotes de ajos verdes. Un producto hipocalórico (22 kcal por cada 100 gramos) y sin apenas grasas ya que presenta menos de 0,5 por cada 100g y a un precio de 1,10 euros.

El consumo habitual del ajo puede ayudar a mejorar nuestras defensas. También funciona como un antiinflamatorio que ayuda a inhibir la actividad de ciertas proteínas inflamatorias pero lo más interesante es el efecto que tiene sobre la hipertensión. Algunas investigaciones han señalado que puede tener un impacto positivo en las arterias y la presión arterial.

Los brotes de ajos verdes pueden consumirse crudos, en rodajas finas o como un ingrediente en una ensalada de verduras. Su sabor es algo más suave que el de los ajos y puede resultar más agradable al paladar. O incluso puedes incorporarlo en platos más elaborados como por ejemplo en un revuelto de huevos y gambas con ajos verdes

Cómo ves, el ajo es un alimento que contiene una gran cantidad de beneficios y nutrientes para nuestro organismo.