Los malos hábitos alimenticios y el sedentarismo se han convertido en uno de los principales problemas para la salud. Este modelo de vida se asocia a un incremento del riesgo cardiovascular y en uno de los principales enemigos del peso saludable y el bienestar físico y mental.

Bajar de peso no es solo una cuestión de estética. Es muy importante mantener un estilo de vida sano para tener una buena salud por eso, es muy importante seguir las recomendaciones de médicos, llevar una dieta saludable y ejercitarse con regularidad.

Hay una serie de alimentos que pueden ser muy beneficiosos y que además, son muy recomendables para lograr perder peso y entre ellos, se pueden destacar dos que puedes optar por consumir en forma de té. Una forma mucho más cómoda de introducirlos en tu alimentación.

El jengibre es un superalimento que posee multitud de propiedades como antiinflamatorias, antioxidantes o analgésica. Puede ayudar a prevenir ciertas enfermedades y ayuda a reducir los niveles de azúcar en sangre. Por su parte, el laurel cuenta con sustancias de acción diurética que estimularían la expulsión de los líquidos retenidos en los tejidos del cuerpo y la combinación de ambas se traduce en una bebida perfecta para bajar de peso.

Los ingredientes necesarios para preparar este saludable té de jengibre y laurel son: 

  • Cuatro hojas de laurel frescas
  • Una pizca de jengibre triturado o si lo prefieres, unas cuantas rodajas de jengibre natural
  • Miel o azúcar al gusto
  • Agua.

Preparación:

  1. Poner al fuego el jengibre y el laurel en una olla con agua.
  2. Tapar la olla y dejar hervir durante tres minutos.
  3. Transcurrido el tiempo, retirar el recipiente del fuego y dejar reposar por cuatro minutos.
  4. Endulzar con miel o azúcar sin excederse.
  5. Colar y beber tibio o frío.