Es evidente que las dietas milagro no existen. Adelgazar en tiempo récord y de una forma saludable es bastante complicado. Para ello es imprescindible acudir a expertos que nos den pautas y recomendaciones sobre como hacerlo correctamente. Lo que sí podemos hacer es poner en práctica pequeños trucos para perder peso y que nos ayudan también a cuidar nuestro organismo.

El agua con limón es uno de ellos. Una alternativa que tiene muchos beneficios para el cuerpo porque el limón tiene un alto contenido en vitamina C y B6. Además contiene minerales como el calcio, el hierro, el magnesio y el potasio. Es una gran fuente de fibra y un alimento bajo en calorías, por lo que es una gran aliado a la hora de perder peso que ayuda a la digestión. Prepararte esta sencilla bebida favorecerá la asimilación de alimentos y el metabolismo, específicamente de las grasas.

Pero no sólo el agua con limón aportará un montón de beneficios para tu salud. Su cáscara contiene componentes que ayudan a reducir los niveles de colesterol en la sangre y en el hígado, ayuda a desinfectar las heridas de la piel y el acné y a aliviar los dolores de garganta.

Como ves, el agua con limón está cargada de propiedades, es muy sencilla de preparar y podrás llevarla contigo a cualquier parte para mantenerte hidratado mientras pierdes peso.