Las dietas de adelgazamiento o para perder peso tienen un objetivo compartido, reducir el nivel de grasa corporal. Sin embargo, en términos de nutrición y regímenes alimentarios hay muchos conceptos que dan lugar a confusión o que, directamente son erróneos. Repasamos la veracidad de algunas de estas leyendas.

Solo se pierde peso cuando se inician rutinas de actividad física muy demandante

No es verdad. La pérdida de peso estable está más vinculada a pequeños cambios en las rutinas diarias que sean sostenibles en el tiempo. En cuanto al ejercicio físico, es mejor 150 minutos de actividad semanal que jornadas muy intensas en el gimnasio.

Si te entrenas bien puedes comer lo que quieres

Otra leyenda muy extendida, pero que no es cierta. El exceso de entrenamiento no da pie a consumir alimentos muy calóricos de manera habitual, pues así nunca se alcanzará un déficit calórico sostenido que haga perder peso.

Las dietas muy estrictas funcionan

El problema de algunas dietas es que son demasiado estrictas, con alimentos muy limitados que acaban generando falta de nutrientes, sensación de cansancio y frustración, e incluso hasta deseo de acudir a alimentos muy calóricos de manera ocasional.

Los alimentos saludables son más caros

Es verdad que muchos alimentos a priori saludables son más caros que los precocinados o los ultraprocesados, pero la alternativa a esta fórmula está en consumir legumbres, verduras y frutas de temporada o cortes de carne más baratos.

La fruta contiene fructosa, luego no es aconsejable

Es cierto que la fructosa es azúcar, pero es la mejor forma de consumir este nutriente. Además, la fruta incorpora al organismo fibra y otros nutrientes esenciales, de modo que debe ser parte de la base de cualquier dieta de adelgazamiento.

Adelgazar reduciendo el número de comidas

Mucha gente cree que si se salta comidas puede perder peso de manera saludable, pero esto no es así, ya que lo único que se consigue es reducir la ingesta de nutrientes esenciales y sentir más hambre durante el día, lo que te llevará a comer más calorías.

Las pastillas para adelgazar son seguras

No, al menos no en su totalidad. Hay medicamentos recetados que sí son efectivos y ayudan a adelgazar, pero otros fármacos o productos de pérdida de peso se venden sin receta y licencia y pueden contener ingredientes dañinos para la salud.

Beber agua adelgaza

El agua no te hace perder peso, pero una ingesta adecuada de la misma ha de ser parte obligada de una dieta equilibrada. En ocasiones puedes paliar la sensación de apetito con agua, y esto ayudará a que tu cuerpo se sienta hidratado.

Todos estos falsos mitos siguen estando muy presentes cuando se intenta perder peso. Las dietas de adelgazamiento pueden resultar efectivas, pero para ello hay que seguir una ingesta controlada de alimentos y combinar esto con ejercicio físico suficiente y descanso placentero.