El helado light más viral del verano: sin leche, sin azúcar y 100% casero

La receta es muy simple y puede adaptase a todos los gustos variando los ingredientes

Helado casero

Helado casero / La receta del helado light más viral

Sonia Castillejo

Tomarlo después de comer, viendo una serie o al llegar de la playa. El helado es el fetiche favorito de todos los amantes del verano. Es necesario para huir del calor y para, por qué no decirlo, satisfacer la gula de dulce cuando llega el calor.

Sin embargo, suele estar vetado por mucha gente, ya que el helado puede llegar a ser adictivo, básicamente porque está buenísimo. El azúcar que lleva y las grasas saturadas pueden ser un problema para las personas que se preocupan por llevar un estilo de vida saludable.

Por eso, te traemos una receta de helado viral que va hacerte olvidar tus normas en contra del helado, lo dulce y todos los excesos que suele traer consigo el verano. Guárdate esta noticia porque este helado lo vas a hacer más de una vez.

Esta receta no tiene ni azúcar ni lácteos. Ninguno de los elementos que verás a continuación son nocivos para la salud, ya que no tienen ni colorantes ni conservantes.

El helado light que engancha

Este helado es sencillísimo. De hecho, lo puedes hacer en dos minutos. La receta es muy simple, ya que solo cuenta con un ingrediente base, el más importante. El platano.

Para hacer este helado light, debes de congelar uno o dos plátanos. El número de plátanos de nuestra receta dependerán de las comensales. Normalmente, utilizaremos un plátano por persona.

Esta fruta dará la textura deseada a nuestro helado, ya que no utilizaremos ni azúcar ni lácteos.

Helado de dieta

Helado de dieta

Los sabores

A continuación, debes congelar la fruta principal de tu helado. Puedes utilizar arándanos, melón, sandía, paraguayos o nectarinas. Las piezas de la fruta principal -a la que sabrá tu helado- deberán de superar a las del plátano que vayamos a utilizar.

De este modo, si hacemos un helado de paraguayos para dos personas utilizaremos dos plátanos y cuatro paraguayos.

Una vez tengas todas las piezas congeladas, tritúralas. La textura y el sabor de este lado te sorprenderá.

A la hora de servir tu helado, puedes utilizar todo tipo de toppings, como los restos de la fruta congelada que te hayan sobrado o incluso sirope de chocolate o caramelo. ¡A disfrutar!