¿Cuánto alcohol puedo beber a la semana si estoy a dieta?

Muchas veces nos han contado que si queremos bajar de peso tenemos que dejar las bebidas alcohólicas, pero... ¿Es esto cierto?

Arranca el mayor festival de cerveza del mundo

Agencia Atlas

M. A. R.

Muchas veces hemos escuchado la máxima: "Si quieres bajar de peso lo primero que tienes que quitar de tu dieta es el alcohol". Y si bien hay mucha razón en esa frase, dejando de beber alcohol el perder peso será mucho más sencillo para ti pero puedes hacerlo igual aún consumiéndolo.

Perder peso es cuestión de quemar más calorias de las que consumes. El alcohol puede perjudicarte en la aventura de bajar de peso debido a que la mayoría de bebidas alcoholicas tienen bastantes calorias.

Sin embargo, el gran problema de consumirlas durante una dieta no es la propia bebida en sí, sino los malos hábitos que la acompañan. Una cerveza por sí sola no supone gran cantidad de calorias: un tercio aporta 150 calorias aproximadamente. Pero si acompañas este tercio con unas aceitunas, papas fritas o tapas grasientas, el aperitivo puede salirte caro.

Con las bebidas destiladas sucede algo parecido. Un vaso de ron o de whisky tiene de media algo más de 100 calorias, sin embargo si lo acompañas con una Coca-Cola la cantidad aumenta sobremanera. Además, estarías consumiendo mucho más azúcar del que debes.

Por lo tanto, beber alcohol por sí solo no te va a hacer engordar pero abusar de él lo hará con casi total seguridad. Si te bebes unas cervezas un día, no te preocupes. Simplemente disminuye un poco tu ingesta calórica en otra comida o haz algo más de ejercicio para quemar ese exceso.

Cerveza

Cerveza / PIXABAY

No te sacia

El problema de las bebidas alcohólicas es que suman calorias sin aportar nutrientes ni saciarnos. Por lo que es fácil, por ejemplo, consumir varios botellines de cerveza sin que nos sintamos llenos. Ten en cuenta que tres tercios de cerveza pueden equivaler calóricamente a un plato de espaguetis con tomate.

Una de las mejores opciones es el vino. Una copa de vino tinto, es decir, unos 100 ml de bebida, equivale aproximadamente a 80 calorias. Además, beber vino moderadamente puede reportar beneficios para la salud. Importante: recuerda beber un vaso de agua por cada vaso de alcohol. Así evitarás deshidratarte y tener resaca.

Vino

Vino / PIXABAY

Una dieta sin alcohol es más saludable. Sin embargo, no tienes que dejar obligatoriamente de beber esporádicamente porque estés a dieta. Siempre y cuando tengas claro cuántas calorias vas a consumir, solo tendrás que adaptar tu rutina de ejercicios o tu dieta durante esos días para equilibrar el gasto calórico.

Si una dieta no puedes seguirla a medio o largo plazo, no es adecuada. No se trata de comer cosas que no nos gustan, ni de castigar a nuestro cuerpo. Podemos comer una amplia gama de alimentos deliciosos mientras controlemos las calorías que ingerimos.